no veo este título




LA UNION plena

Supone llegar a la iluminación,

Y así, lograr alcanzar LA REALIZACIÓN

Todo aquello que uno ES...

Pasa por llegar a reconocerse.





sábado, 31 de agosto de 2013

Lo que es, lo que somos... Lo que deberíamos ser

LA RESTAURACIÓN DE LAS ENERGÍAS FEMENINA Y MASCULINA EN EL CUERPO.-

Ustedes son los precursores de un nuevo tiempo, son los pioneros. Están dando pasos sobre un terreno nuevo, un territorio inexplorado. 


Ustedes quieren vivir desde vuestro corazón y vuestra alma, y quieren familiarizarse con lo que realmente es el amor. 



No las imágenes de amor que se retratan a través de los medios, sino el amor que es más grande y más vasto. 

Un amor que permite que ambos en la pareja sean completamente quienes ellos son. 





Un amor como la naturaleza quiso que fuera.

Hagan las paces con vuestro cuerpo, no se resistan más a aquellas energías que se manifiestan aquí – respétenlas. Vuestra alma está invitada a danzar con las energías de la Tierra, con las energías de ser una mujer, de ser un hombre, de estar juntos.

La energía masculina que fue dominante en vuestra historia fue en gran medida una energía mental de querer dirigir y determinar la naturaleza terrestre tanto como la naturaleza humana. Esta forma de energía quiere restringir y controlar, a menudo por un deseo de poder.

Si ustedes son agresivos y se enfocan en el control, en el poder y en la manipulación a través de los procesos mentales, lo femenino enseguida pasa a ser vuestro enemigo, porque lo femenino es por naturaleza más fluida, más flexible y más conectada a LAS CUALIDADES DE SENTIMIENTO Y EMOCIÓN.

Lo femenino es la fuente de toda inspiración. Ella crea el puente hacia vuestra alma. Vuestra alma fluye a través de vuestra energía femenina.

La energía masculina está destinada a apoyar esa inspiración, y a hacer posible que esta inspiración llegue a establecerse en el mundo material.


Si miran la figura de un hombre, pueden ver que él vive parcialmente dentro de un caparazón o armadura. Esta armadura por un lado le da un sentimiento de seguridad, pero al mismo tiempo lo restringe porque su corazón se asfixia. Ustedes pueden ver su marea de amor y pasión pero la corriente no puede fluir muy libremente a través de su armadura; hay una congestión y un bloqueo dentro de él.

No pueden expresar ciertas emociones desde el corazón y no pueden conectarse verdaderamente con otro. Sientan el dolor que vive ahí, y también el deseo en él de ser capaz de sentir nuevamente, de vivir desde su corazón. Pueden decirle a ese hombre, y por lo tanto también a ustedes mismos, que puede acabar con esa armadura, pieza por pieza, soltándola cada vez más. Que pueden soltar lo que está ahí en exceso y que ya no es necesario.


Si observan a esta mujer simbólica, lo primero que ven es que algo está perdido. La mujer no está completamente presente debido a la represión y a la violencia sexual que ha experimentado en los últimos miles de años. Algo se ha cerrado, especialmente dentro de su abdomen en los chakras inferiores.

Imaginen que una especie de escalera aparece desde el cielo y la energía femenina total y auténtica lentamente desciende hacia abajo, y hagan esto para ustedes mismos así como también para la totalidad de la energía femenina en esta época. Ella necesita sentirse bienvenida en la Tierra, porque ella se ha separado de la Tierra debido a la agresión y al dolor que ha experimentado.

Este dolor está presente en todos ustedes, ya sean ahora una mujer o un hombre. 


Es por esto que es tan difícil permitirle la libertad de expresión a vuestros sentimientos y atreverse a ser quienes son en lo profundo de vuestra alma.
Visualizarse en un triángulo con estas dos figuras, la energía masculina y la energía femenina. Éstas son imágenes que tienen que ver con ustedes, con vuestra vida como un individuo, y al mismo tiempo estas imágenes trascienden vuestra vida individual porque son campos de fuerza que impregnan a la sociedad como un todo.




El reconocer las heridas del pasado a través de estas figuras imaginarias en esta visualización, ustedes también sanan una parte de ustedes mismos y se liberan del pasado. Una vez más pueden volverse un hombre inspirado, sensible, y una mujer poderosa, segura de sí misma, intuitivamente dotada. De este modo, ustedes se libran del dolor del pasado así como también suman sanación a la conciencia colectiva.

Este texto está extraído de: http://hermandadblanca.org Publicación de www.jeshua.net


Pamela Kribbe  - 

martes, 3 de abril de 2012

Señas de Identidad

Cuando uno pretende ser UNO, se pierde entre una infinidad de otros.

Este mundo es la prueba tangible de que nada es lo que debería de ser. 

Vemos todo eso, miremos donde miremos; 
por mucho que queramos descubrir rincones donde no exista tal cuestión, 

seguimos encontrándonos con lo mismo de siempre: Luchas de poder, carencia de Identidad, Batallas por la defensa de esto y de lo otro, divergencias y la más absoluta falta de Amor y de entendimiento.


Por mucho que la mitad del mundo se pelee y entre en debates por defender determinadas posturas, inevitablemente y por ley natural, vendrá la otra mitad del mundo y se enfrentará a esa parte y a su discurso.

Sucede entonces que… ¿no hay posibilidad de salir de lo que se ha estado haciendo continuamente y llegar a un consenso de Identidades dentro de un marco absoluto de libertades personales?

Si enfocamos las divergencias en lo que realmente son, que cada uno cree estar en la potestad de una verdad,(aunque en realidad eso sea hasta donde éste uno puede alcanzar a vislumbrar) que por la razón que sea, precisa de ser defendida frente a la verdad de otro que igualmente está en la creencia de que su verdad es la que tiene primar y es la verdadera…

 ¡Menuda sarta de estupideces y vaya pérdida de energías y 
del sentido original de lo que se nos ofrece y debería de ser!

Si saliéramos de todos y de cada uno de los postulados, que defienden a capa y espada las diferentes ideologías y creencias, nos encontraríamos de lleno en un perfecto sin fin de diversas y e infinitas manifestaciones de lo que puede ser la personalidad de cada uno.

 Sin embargo, mientras tanto en el mundo nadie se dé cuenta que, al seguir haciendo lo que se hace, que no deja de ser lo mismo que ha hecho siempre durante la historia de ésta humanidad, no tendrá ninguna posibilidad de salir de éste círculo vicioso del recorrido de la lógica del absurdo y subir un peldaño hacía otra dimensión más allá de sí mismo y de las limitaciones que le impone su limitada mente.

Es sencillo hablar de que uno puede darse cuenta de que no hace falta defender nada porque todo es aceptable, la otra cuestión es integrarlo en uno mismo y ser coherente con ello en su propia vida y con todo lo que le rodea. 

De hecho la seña de identidad que marca este mundo es la carencia más absoluta de señas de identidad y la búsqueda de esa fórmula que le diferencie a uno del otro.

Vaya asunto curioso éste, si realmente eso precisamente es lo único que no nos hace falta…. Porque somos únicos tal como somos

Y si no es así, ¿para qué tanta diversidad y tanta variedad? 

No será que una creación para desarrollarse, ha de beber de una fuente que le nutra y le alimente de todas las variantes posibles.

Entonces, o bien ¿desconocemos la esencia misma de nuestro sentido y funcionalidad? O, nos hemos perdido en el camino, en algún momento de nuestra historia. 

Más bien será lo último, porque cuando nos lo cuentan, recordamos quien somos, para qué somos y qué hacemos por aquí. 

Otra muy distinta es que todos los que están por aquí estén cualificados para recordar… pero eso también es parte del misterio que hace tan grande la evolución humana y a los seres humanos.

Conversaciones con Maat: EL SENTIR INTERNO

Maat es el concepto abstrabto de Justicia Universal, 
de equilibrio y armonía cósmicos. 
Aspecto de la Divinidad Femenina
 que asegura el equilibrio entre la verdad y la justicia.

El tema que vamos a tratar hoy es un asunto que debería de ser primordial para todos aquellos que están implicados seriamente en su evolución personal y su desarrollo de la conciencia.

Vamos a tratar acerca de lo que en estos tiempos de confusión se ha de reconocer como la verdad y la manera en que ésta verdad es reconocida.

Todos sabemos que si hemos conectado con nuestro interior somos capaces de reconocer la verdad, aunque a veces la mentira esté camuflada y escondida con aspecto de verdad, se la puede también reconocer.
Ese es uno de los asuntos más importantes a considerar por cada uno, porque en un momento como el que nos estamos encontrando ahora, es muy fácil perder el sentido de lo que es la verdad.

Entonces uno ha de saber que tan solo desde su propio interior y siendo fiel a lo que el mismo siente, puede reconocer la verdad, aunque esa verdad ahora sea “su verdad” y en otro momento sea trascendida, es necesario que sea fiel a ella, puesto que si no lo hace se perderá su propio recorrido evolutivo y el aprendizaje que se esconde detrás de ello.

Es muy fácil seguir los pasos de la verdad, siempre está teñida del sentir del amor, nunca puede estar fuera porque no se correspondería con la vibración de este mundo, pero esto a veces no es fácil de identificar por quien todavía no ha llegado a ello por sí mismo y sigue a otros, es muy posible que sea confundido porque no es capaz por sí mismo de reconocer aquello que es y se engaña al fijarse tan solo en la manifestación externa y aparente de lo que está sucediendo, o en lo que otros en su afán de protagonismo pretenden que crea.

El aprender a sentir desde el interior de uno es tarea ardua aunque no imposible, trata de vencer los devaneos de la mente y la aparente manifestación de lo que se muestra en la superficie, se ha de aprender a leer desde el interior, desde el corazón, por decirlo de otra manera más sencilla, o desde el sentir que hace que nuestro ser interno reconozca lo que es a pesar de todo lo que otro le diga o le manifieste. 

Se ha de aprender lo que es salir de todos los conceptos duales pre-establecidos y que indudablemente nos condicionan porque es lo que siempre hemos creído y conocido. Se ha de entrar en otro reino distinto al meramente material, leyendo desde otros parámetros y a través de otras capacidades propias.

Desde nuestro ser esencial, se es capaz de reconocer lo que es. 

Sólo que no nos han enseñado a desarrollar dicha cualidad. 

Esta capacidad que está presente en todos y cada uno de nosotros, aunque en estado latente y no activada, puede desarrollarse y ponerse activa.

 Siendo la fórmula que nos proporciona la fiabilidad absoluta de conocer de primera mano y con absoluta certeza lo que es, sin que nadie nos tenga que venir a confirmar o a enseñar, porque lo sabemos dentro y con ello es suficiente. (Todos tenemos alguna prueba de lo que digo y a lo que me estoy refiriendo, y a podido comprobar por sí mismo, que aquello que sentía en su interior era cierto, aunque en su momento no lo pareciera, tarde o temprano aparece la verdad por sí misma). 

Algunos a esto le llamarán intuición, yo prefiero llamarlo sentir interno porque así lo diferenciaremos de una percepción o reconocimiento que podamos tener, (obviamente si tenemos también esa otra capacidad de percibir desarrollada y que pertenezca exclusivamente al nivel mental energético, posibilitando el leer la energía mental que ha sido emanada).

El prestar atención a esa parte, al sentir desde el interior, que a medida que uno va trabajando en su propia realización y alineándose con su ser interno va a ir en aumento su capacidad de identificar y sentir, tan sólo necesita ser afinada(por decirlo de una manera comparativa a que nosotros seamos cual instrumento que precisa que se le ajusten las partes que le permiten vibrar en la frecuencia de la verdad y del amor, o lo que es lo mismo, en la frecuencia correspondiente a este planeta y a la conciencia planetaria de este universo.

Al estar hablando de una octava más alta de frecuencia de la habitual que puede recibir en general, por resonancia, la naturaleza humana sin evolucionar, tendremos que considerar que hará falta el ir elevando la capacidad de frecuencia propia a fin de poder estar en sintonía con la frecuencia correspondiente.

Bien es verdad que existen infinidad de frecuencias a cual más elevadas con las que uno puede ir poniéndose en contacto, a la vez que también existen otras, por la misma naturaleza de la dualidad que no lo son tanto y que igualmente no pueden fácilmente reconocerse si uno no está entrenado lo suficiente. 

Ya sea hablando desde lo que es el nivel humano o también si nos referimos a canalizaciones de entidades o energías no encarnadas.

Por esa razón, es tan importante el ir desarrollando cada uno su propia frecuencia vibratoria y elevar la conciencia para que puedan distinguirse personalmente todas las frecuencias vibratorias existentes y de esa manera ser totalmente autónomos y libres en la capacidad decisoria de lo que es o no es la verdad y el reconocimiento de lo absoluto.

Hemos de considerar que poco se ha dicho del proceso que permite ir realizando dicha labor, sin embargo, se alcanzará de manera natural la maestría precisa a medida que uno va realizando labores internas que le permiten ajustar su interior con la frecuencia correcta que le va a posibilitar sintonizarse con la verdad y reconocerlo por sí mismo.

A la vez que se vayan produciendo los aprendizajes y el reconocimiento de todo lo que corresponde a una parte y a la otra. En este caso nos referimos a la verdad absoluta y a lo que tan sólo aparenta serlo, pero que en realidad es falsedad.

Estaríamos refiriéndonos por una parte, a lo que desde siempre se ha dado a esta humanidad como conocimiento y al que se accede personal e individualmente cuando uno está preparado para ello, siempre abriéndose desde el interior de uno hacía lo que es y de ésta manera, por la labor propia desarrollada.

Y por la otra, tendríamos que considerar todo lo que existe en esta humanidad que no es más que una parte de ella, pero que se corresponde más con la falsa verdad o falsedad manifestada. 

Obviamente desde dentro de todo lo que existe, considerándolo desde el punto de vista de lo que son las creaciones humanas, hemos de tener en cuenta que hay una gran parte de todo lo que se desarrolla en este mundo que no se corresponde con la verdad propiamente dicha y si con el interés y el egoísmo humanos más degenerados y que sostienen por su propio interés dicha creación falsa. 

Ese poder es el que pretende gobernar a la humanidad, engañándole a través de las apariencias. Lo que sin duda, no puede lograr si la lectura que se hace procede desde el interior puesto que ello es imposible.

La mente y el proceso intelectual son una parte que posibilita la interpretación en forma de conceptos, pero dentro de todo el proceso de tener acceso al conocimiento de la creación, precisaremos de que, nuestra conciencia sintonice con la verdad y reciba la “información” a otro nivel más allá del puramente mental.

Porque en definitiva, dentro del reino de lo infinito y de lo intemporal, de lo que siempre ha sido, el lenguaje mediante el que se accede a la información es otro distinto a las palabras, aunque finalmente le demos forma a través de ellas para elaborar conceptos que nos permiten la comprensión de lo aprehendido, sin embargo la manera de acceder a la sabiduría pertenece al reino del espíritu a través del interior y el sentir interno, desde una mente- conciencia ya espiritualizada.

No se podrá nunca acceder a ello desde la mente como intelecto independientemente de lo interno.

 Puesto que para acceder al reino del espíritu tan sólo se puede llegar desde él espíritu mismo o lo que es lo mismo, con su conexión a través del interior de cada uno.

Cómo bien ya hemos aprendido, para ello utilizamos otro lenguaje del que también sabemos tanto como el que podemos traducir en lenguaje hablado o escrito, pero que a veces no le prestamos la suficiente atención o le damos la fiabilidad que le corresponde. 

Me refiero al lenguaje emocional o energético, puesto que tiene una densidad menor y un grado de vibración más elevado a lo que tan sólo es mental, por ese motivo posibilita el contacto con esta otra parte más sutil que pertenece al reino del espíritu donde rigen otras directrices.

Posiblemente puedas entender lo que estamos diciendo si lo recibes desde tu interior, porque tu ser interno ya lo reconoce, sin embargo no intentes racionalizarlo porque entonces te perderás el sentido profundo que tiene. Tan sólo deja fluir la información y deja que penetre en ti. En algún momento tomará forma y lo comprenderás completamente. Porque dentro de ti, tú ya lo sabías. Ese es el verdadero poder que reside en ti. Pero eres tú quien ha de descubrirlo.

de Anam Alma,
Viernes 29 de Abril de 2011

El reflejo del espejo en la practica de la vida cotidiana.


En unos de los talleres del Dr. Deepak Chopra sucedió esto:


Él le decía a su público que todos podemos conseguir lo que deseamos si nos dedicamos a conseguirlo. 


En ese momento una mujer se levantó y le dijo: Dr. Chopra yo quiero tener una entrevista de tres horas con Ud. ahora mismo.


Él le dijo que eso no iba a ser posible porque en ese momento estaba dando un seminario que terminaría seis horas más tarde. 


La señora insistió varias veces y frente a su negativa la señora le dijo: Lo que realmente pretendo es corroborar que lo que Ud. dijo no es cierto y que uno no consigue siempre lo que desea. 


La mujer lo saludó y se fue. 


Esta situación le molestó a Chopra y lo dejó preguntándose que aprendizaje tenía para él lo ocurrido. 


Es sabido que atraemos energéticamente a personas con características similares a las nuestras


Por lo tanto en el break puso en palabras sobre un papel su parecer de esa mujer. 


Así fue que hizo una lista de calificativos que le adjudicaba a ella (arrogante, vehemente, impetuosa, etc.). 


Al terminar el seminario le mostró a su secretaria el listado y le preguntó si el tenía algunos de esos rasgos. 


Su secretaria hizo silencio. 


Cuando a la noche regresó a su casa y le hizo la misma pregunta a su esposa Rita, el silencio fue aun mayor. 


El Dr. Chopra nos dijo que pasado un tiempo de este acontecimiento, pudo recordar a la señora con mucho agradecimiento ya que dado ese incidente, él pudo ver rasgos personales sobre los que necesitaba seguir trabajando.


Te habías dado cuenta que lo que más te molesta del otro, es un reflejo viviente de características tuyas en las que necesitas evolucionar?


Lo más probable es que te cueste reconocerlo.


Es por eso que atraemos a la gente que nos lo muestre y si bien la primera reacción es de enojo o de molestia con el otro, lo que más nos convendría es... hacer el ejercicio que hizo Chopra: anotar todo lo que nos molesta del otro, las características y las cualidades y después tratar de encontrarlas en nosotros, en nuestros propios comportamientos.

"Una persona amorosa vive en un mundo amoroso. 

Una persona hostil vive en un mundo hostil.

 Las personas con las que te encuentras son tus espejos."
Ken Keyes, Jr.


Te pones impaciente con el manejo que los demás hacen del tiempo?
Te enoja la estupidez del otro?
Te exaspera cuando los demás se equivocan?
Te molesta cuando te sientes manipulado?
No te gusta que te mientan?
Te irritas cuando los demás no cumplen con su palabra?


Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte.
Julio Cortazar




Todo eso que te pasa sucede para que aprendas
 y al vernos reflejados en los otros nos resulta más fácil reconocer nuestras propias características. 

Mientras sigas enfocándote en esas cosas de los demás y no aprendas de ellas seguirás atrayendo este tipo de gente, porque todo esto tienen un propósito: Que puedas evolucionar y aprender.






Aquello positivo en lo que te enfocas en los demás

también refleja algo positivo que tu posees.

Aquello que te alegra y te pone contento del otro, 

también te pertenece!!!




Qué es lo que más te molesta del otro?
Qué es lo que más te enoja?
Qué es lo que te rebela?
Qué es lo que te saca de las casillas?
Qué te enloquece?


Bueno con esto ya tienes suficiente para hacer una lista y empezar a mirarte en el espejo viviente de los demás .


Créeme, que hay mucho que aprender tan solo mirando.


¡NO TE ENFADES 

CON EL ESPEJO!

 TAN SOLO ES UN MEDIO

PARA QUE TU PUEDAS VERTE 

REFLEJADO EN EL!

¡APRENDE DE LO QUE TE DEVUELVE ESE REFLEJO!




viernes, 4 de noviembre de 2011

Realidades y planos de conciencia:

Los cuatro elementos, sus correspondencias.

Identificación de experiencias y creaciones en los diferentes planos:

Desarrollar nuestra personalidad hacia la conciencia y la integración.

jueves, 21 de julio de 2011

IDEOLOGIAS Y MAESTROS

EL VERDADERO CONOCIMIENTO O SU INTERPRETACIÓN.-

Todos eligen seguir los dictados de otros, más allá de los suyos propios. Eligen aquello que ya ha sido creado e instituido. Se convierten en seguidores de los demás, en lugar de ser ellos mismos y de establecerse en los férreos dictados propios, de lo que les surja de su interior, absolutamente. Se sienten inclinados a convertirse en seguidores de las doctrinas que ya existen y que son dirigidas por unos o por otros.

Pero a nadie se le ocurre preguntarse si eso es lo correcto. A nadie se le ocurre cuestionar si ese conocimiento es el verdadero o, al menos si es realmente fiable. A nadie se le ocurre plantearse quién es la persona que se erige en dirigente, sea ella misma quien se pone al frente de una doctrina determinada o sea porque le han elegido otros para serlo, o incluso sea de la forma que sea que este ha alcanzado ser la representación de un PODER, de una manifestación determinada, de una forma de entendimiento expresada y a la vez distinta a las demás.

Lo primero que cada uno deberíamos examinar en nosotros mismos es qué significado tiene para nosotros esa doctrina de la que nos hacemos seguidores y que, si está instituida como tal, que¿representa eso?
¿Por qué nos creemos que es la representación del conocimiento verdadero y quién nos hace creer tal cosa?
Basta mirar a nuestro alrededor, hablando planetariamente, globalmente, para ver cuántas doctrinas existen y la diversidad que pretenden expresar cada una de ellas mismas, al ser distintas y únicas de otras. No las identificaré ya como religiones, eso ya es otra historia que sale de lo mismo. Pero nos bastará observar a todos los representantes que se erigen en maestros de la verdad y del conocimiento y que están surgiendo en la actualidad.

A todo lo que se genera por pretender defender o “luchar” por cada una de ellas, porque lo que nosotros consideramos que es único y exclusivo lo sea frente a todo lo demás. De ahí surge el fanatismo y de ahí surge la locura humana, las guerras y las luchas por las ideologías.

Algunos pretenderán hacerme creer que lo que ellos sostienen es la verdad. ¿Pero es eso cierto? ¿Por qué tengo que creer que lo que ya existe o lo que otro me cuenta es la VERDAD MAS ABSOLUTA?

Que todo eso representa el VERDADERO CONOCIMIENTO DE DIOS.¿ A qué Dios se le ocurriría ser Dioses distintos?

La eterna cuestión de siempre… Mi Dios es el verdadero Dios, ¡que absurdo más grande! ¿Acaso Dios es de alguien? ¿Se erige en una doctrina determinada o se convierte en ideología única para incentivar esas luchas y esas diferencias? Sólo de pensar en eso se ve claro que todo eso no es Dios, no es conocimiento verdadero porque anula la verdadera esencia de lo que es la VERDAD.

A día de hoy, todo eso que ya conocemos como doctrinas se transforma en una ideología que alguien nos tiene que contar y enseñar, porque nosotros no somos nadie para aprenderlo por nosotros solitos. ¡Menuda barbaridad! Ya estamos en lo mismo de siempre, pero ahora de manera más sutil, se nos pretende manipular haciéndonos creer que necesitamos a ese líder y a ese personaje que nos está diciendo y enseñando cuál es la única verdad y la única fórmula de encontrar todo eso que buscamos y que necesitamos.

Si por un momento tan sólo, nos detuviéramos a cuestionarnos si lo que se nos plantea es lo que ha de ser, o puede que sea todo lo contrario. Pero lo más triste es que ni tan siquiera dudamos, nos dejamos convencer y nos dejamos embaucar por ese que tan bien habla o que lo que dice se parece tanto a la verdad.

 En realidad puede que también lo sea, pero… entonces ¿qué es lo que falla? ¿Por qué no funciona?, ¿porqué a parte de conocernos de memoria cómo se hacen las cosas o cómo tiene que ser nuestra vida para sentirnos plenos y desarrollarnos, no logramos que cambie nada realmente? Y… ¡seguimos sufriendo continuamente y estando dentro de los mismas historias que hemos tenido siempre!

¿Por qué tan gratuitamente somos fieles seguidores de lo que es aparente, de la FALSEDAD?

¿Por qué no tenemos un criterio que nos permita identificar y conocer la VERDAD?

Al menos sería necesario que nos planteáramos algunas cuestiones antes de convertirnos en fanáticos y en peleles de cualquier cosa.

Viendo algunas manifestaciones que se tienen frente a lo que uno defiende, se comprueba la tremenda ignorancia de la que somos partícipes.

Ni tan siquiera somos capaces de identificar si aquello en lo que creemos y por lo que nos atrevemos a luchar a muerte, contra otros para defendernos, forma parte de la VERDAD. Y a la vez, de ese conocimiento superior o es tan solo un engaño y una mentira.

Dentro de cada uno, existe una parte que le puede permitir identificarlo, si se esfuerza lo suficiente en desarrollarlo, entonces ya no será necesario que nadie venga a enseñarle nada, a decirle nada, a darle sermones y lecciones de lo que son las cosas o de lo que ha de ser la verdad. De cómo ha de vivir y de que ha de aprender para cambiar su vida y poder salir de lo mismo de siempre y del sufrimiento.

Estará capacitado para identificarlo por sí mismo y podrá entender que es aquello que se le pone delante.

Entenderá que ya no tiene ninguna necesidad de seguir a nadie, ni tiene ninguna obligación de creer en nadasalvo aquello que por sí mismo él propiamente identifique como la verdad y el conocimiento.

Será capaz de tomar sus propias decisiones frente a las circunstancias de su vida, de modificar conductas, situaciones y elecciones que le permitan mejorar, vivir en plenitud y ser feliz.

Ahora la cuestión con la que probablemente deberá enfrentarse es el hecho de reconocer tal cosa por sí mismo y enfrentarse a lo que él mismo ya es.  Porque a lo mejor, al final de todo este embrollo se encuentra sencillamente con su propia ignorancia y con su propia incapacidad de reconocerse a sí mismo y con todo lo que está más allá de él mismo. De reconocer la esencia verdadera, el conocimiento absoluto y la verdad última.

Ese, finalmente pueda llegar a ser su enemigo más acérrimo y la única batalla que cada uno tenga que librar. Exclusivamente consigo mismo.

Llegados a este punto, aquí es donde se hace preciso decir que: cuando uno busca la verdad por sí mismo, desde la actitud adecuada en su interior… todo lo que le sea preciso se le abrirá ante los ojos y poco a poco descubrirá la maravilla del conocimiento por sí mismo, así es como sabrá de la verdad y del conocimiento de la totalidad con absoluta certeza gracias a su propio desarrollo y al discernimiento a través de su caminar al experimentar por sí mismo con todo lo que le rodea. Esa es la formula.

Pero…eso es único, exclusivo, propio. No puede venir de dictados de otros, de seguir doctrinas ni ideologías. Es un andar individual y solitario. Donde probablemente nos iremos cruzando con otros que están en la misma ruta, pero con distintos destinos y andares distintos a los nuestros.

 Sin embargo, con ellos coincidiremos en algunas visiones y entendimientos. Así corroboraremos que las guías nos conducen al mismo lugar, a pesar de andar solos y siguiendo nuestros propios derroteros. Esa parte del trayecto se hace gratificante porque nos vemos reflejados en los demás, a pesar de las diferencias de nuestras experiencias y vivencias tan dispares. Ahí nos sentimos unidos en nuestros propios senderos de búsqueda porque a pesar de las diferencias de cada uno, la verdad seguirá siendo la misma para todos. Ese es el mayor de los gozos al compartirlo.

Ese es el verdadero sentido de la unificación y la totalidad. Y ese es el fin que persigue nuestra conciencia al igual que la de todos los demás.

Identificar la totalidad en la diversidad, reconocer la individualidad dentro del todo, saber que la conciencia se expresa para cada uno de manera diferente pero que se unifica en todos de la misma manera.

Al llegar hasta aquí, entonces sabemos con exactitud cuál es la VERDAD y reconocemos quiénes somos y qué es lo que hacemos.

Ya no necesitamos a nadie que nos guie, porque eso no tiene ningún sentido para nosotros, ni necesitamos doctrinas ni ideologías que nos den un sentido a la existencia que llevamos porque ya la hemos conseguido por nosotros mismos y sabemos que cualquier cosa ajena a lo que podamos alcanzar por nosotros mismos no será nada, se convertirá en humo en nuestras manos y se perderá en el infinito de lo que realmente precisamos y somos capaces de alcanzar por nosotros mismos.

Es cuando hemos descubierto que la GUIA ha estado siempre esperándonos, que somos nosotros quienes hemos de dirigirnos hacía ella y solicitar que se nos descubra la verdad ante nuestros ojos.

Hemos de ser nosotros los buscadores que andamos hacía la persecución del descubrimiento del conocimiento eterno.

La totalidad y la consciencia, siempre han estado ahí, somos nosotros quienes debemos de identificarlo y de reconocerlo.

No necesitamos a nadie que nos lleve de la mano, ni que nos cuente lo que nosotros mismos hemos de descubrir por nosotros mismo. No necesitamos ninguna ideología porque entonces nos encerraremos en lo que eso se ha convertido, y nos limitará y nos impedirá ir más allá de cualquier ideología cerrada y concreta.

El conocimiento se expande y es infinito, las formulas para llegar a él, son igualmente inmensas.

Entonces, ¿por qué queremos limitarnos dentro de una ideología concreta y finita? ¿Quién se cree en la potestad de tener todo el conocimiento y toda la verdad que nos pretenda dirigir y guiar?

Cuando realmente nuestro logro es alcanzar por nosotros mismos el conocimiento.

Seamos consecuentes con nosotros mismos, empecemos por ser únicos y por valernos por nosotros mismos.

Porque esa es la única manera de que podamos llegar más allá. Dejemos de ser borregos y seguidores ciegos de cualquiera y de cualquier cosa que nos digan y nos hagan creer que eso es lo que necesitamos.

Para empezar, tengamos claro que cuando eso es así, lo único que se pretende es conseguir utilizarnos a nosotros para tener más poder, para dominarnos a través de nuestro sometimiento, a eso que nos hacen creer que es la verdad.

SIGUE TÚ PROPIO CAMINO…ESA ES LA UNICA VERDAD.

Lo primero que yo te recomendaría es valorar todo lo que acabas de leer, no te lo creas, no lo tomes como una verdad, porque es tán sólo mi verdad, no es la tuya todavía. Cuéstionatelo todo, incluso todo lo que yo te digo. Y luego, empieza a buscar por ti mismo...

SIENTE LA VERDAD DENTRO DE TI.

jueves, 30 de junio de 2011

La falsedad

¿Cómo sabes que lo que sientes es cierto? ¿Qué aquello en lo que crees y piensas que es verdad, realmente es lo verdadero? ¿Cómo lo sabes? ¿Quién te confirma que todo lo que tú crees que puedes reconocer es realmente aquello que Es?

¿Puedes identificar la diferencia entre la verdad y la falsedad?

¿Dónde está la verdad?, ¿cómo puedes reconocerla?,

¿Crees que aquello que es cierto para ti es la verdad?

¿Podría ser que… las cosas no fueran como tú crees que son?

¿Qué es lo que te permitiría ver la verdad y reconocerla con la certeza absoluta de lo que es?
¿Porque crees estar en lo cierto?

Si te dijeran que todo aquello que tú has dado por cierto y en lo que basas toda tu vida es una mentira… ¿Qué sucedería?
¿Qué es lo que te capacita para identificar por ti mismo la verdad sin la necesidad de que nadie te venga a corroborar lo que tú crees que es?

¿Cómo se aprende a distinguir entre lo que es la verdad y lo que forma parte de la falsedad?

¿Crees que estas capacitado para identificarlo?

Puedes llegar a sentir que lo que identificas como verdad sea tan solo una mentira y forme parte del engaño en que te sume la falsedad para tenerte atrapado y dominarte.

¿De qué forma puedes por ti mismo, saber la diferencia entre una cosa y la otra?

Para poder ver la verdad, tienes que ver también la mentira y la falsedad… ¿Tú crees que puedes hacerlo realmente?

Te has planteado alguna vez que todo aquello que identificas como verdadero sea falso, que te estés autoengañando viviendo dentro de una historia que está basada en lo contrario a la verdad.

¿Dónde buscas la verdad?, ¿dónde la encuentras?, ¿Dónde está la verdad?

¿Crees que aquello que te conforta y te da la razón en todo lo que tú crees y en la forma de que te hace sentir cómodo y tranquilo, tal y como estás ahora mismo, está fundamentado en la verdad?, o es precisamente la inestabilidad y el desasosiego que sientes, al intentar sentir desde otra parte que no sea la razón que te da la mente, con sus criterios, con las justificaciones, con lo que has sido siempre y te ha llevado a dónde estás ahora que puede ser más cierto y más verdad que todo lo que has creído que era la verdad?
Si la verdad te hace libre… puedes afirmar que te sientes libre y eliges tu vida?



O estás condicionado, sometido, atado, enganchado a lo que sea. Que no puedes soltar y liberarte de todo aquello que te afecta y te hace daño.

 ¿Qué prefieres?, dejarlo estar, seguir donde siempre, pensar que estás haciendo lo correcto, aunque dentro de ti sientas que eso no es verdad… y prefieres seguir sufriendo.

La verdad nos hace libres, porque no nos engaña ni nos mantiene atados a nada, nos libera de todo aquello que es falso… por eso alcanzarla es tan difícil, porque la misma falsedad no quiere dejarte ir, no te quiere soltar, porque se alimenta de tu miedo, de tu propia inseguridad, de todo aquello que te impide ser tu mismo y sentirte plenamente libre y seguro.

Para alcanzar a ver la verdad, antes tienes que enfrentarte a ti mismo, a lo que has creído siempre que era cierto pero es una vida de falsedad… tú ya sabes lo que es, pero no puedes liberarte, has estado demasiado tiempo atado a lo mismo, has claudicado, has perdido todo el poder que tenías o lo has invertido… y ahora eres el reflejo de ti mismo, de tus historias, de lo que has elegido hacer por comodidad o porque creías que no tenías otra alternativa, has vendido tu alma, tu verdad… para no sufrir, sin darte cuenta que al fin y al cabo lo que lograbas con esa actitud de sumisión era peor que lo que se te prometía.

Has perdido totalmente el sentido de lo que es la verdad y ahora te cuesta mucho lograr verla, porque además ella se esconde detrás de la falsedad que se hace patente y se te pone delante de los ojos, engañándote, engatusándote, haciéndote creer que te está vendiendo todo a precio de saldo, que lograras todo aquello que deseas y serás feliz finalmente… Menuda mentira… tan bien elaborada.


Es tan perfecta la formula que utiliza la falsedad que difícilmente si no se sale de ella, y se la cuestiona, se la mira desde fuera de lo que nos está diciendo, de sus argumentos, de su aparente perfección… no se la puede identificar, no se la puede discernir, ni tan siquiera atisbar, porque la falsedad lo impregna todo, ha tomado el lugar de la verdad y la ha sustituido y como siempre has estado dentro de lo mismo… cómo vas a ser capaz de distinguir otra cosa que no sea lo falso.
Tienes que empezar diciéndote a ti mismo que tal vez lo que sientes, lo que crees, no sea lo que aparenta ser… entonces estás iniciando el camino, pero deberás recorrerlo… pasar duras pruebas, donde tú estás tan implicado que no querrás seguir, tan sólo querrás claudicar. ¿Sabes porqué? Porque duele y es desgarrador, abandonar una parte de uno mismo que ha sido creada, aunque fuera desde la ignorancia, es como si le amputarán un brazo o una pierna y, para más inri, es uno mismo quien empuña el bisturí para llevarlo a cabo. ¿Quién en su sano juicio querría libremente cortarse una pierna? Aunque te digan que está cangrenada y que lo más probable es que te conduzca a la muerte…
 No será fácil, sino una dura elección… perder una parte de ti, ¿cómo es eso posible? ¿Por qué? ¿Qué ha pasado? ¿Cómo ha sucedido todo esto? ¿Por qué una parte de mi no es buena?
Para alcanzar la verdad de todas las respuestas sólo hay una fórmula… conectarte con tu parte espiritual, con tu yo más profundo y su ser interno, la parte de uno mismo que permanece y es inmutable pese a lo que suceda, ocurra lo que ocurra y se convierta en lo que se convierta… siempre, eternamente será esencialmente verdad, porque lo que lo configura es parte de esa esencia y no puede ser de otra forma.
Así que a pesar de todo lo que uno sea, a pesar de lo que uno mismo haya creado de sí mismo… En lo más profundo de su interior existe una voz que le puede guiar, la que le conecta con su creador, con la parte que lo configura todo y que en realidad es quién le sustenta y le ha dado vida.
Por esa parte, ella es la razón por la que él existe y que nadie pueda creerse que si forma parte de la totalidad y, se convierte en una disfunción para la misma, vaya a producir una alteración en la totalidad. Vendrá la totalidad y subsanará su error, porque tú tan sólo eres una ínfima parte de esa parte mayor que tú y aunque ella te necesita y forme parte de ti, tú también eres una parte indisoluble de ella misma y por esa razón ambos estáis íntimamente ligados y pertenecéis a lo que lo configura todo.

Esa es la explicación que siempre se ha dicho de que todo forma parte del todo, nada está fuera de él, aunque una parte, se modifique, se rompa su estructura esencial y se desvirtúe, por naturaleza propia volverá a recuperar la forma original, esa es su esencia verdadera y esa es la parte sustentadora de la verdad.

De tal manera que aunque la falsedad entre en la verdad, por la razón que fuera, el mecanismo de la verdad prevalecerá y tomará de nuevo su lugar, porque no puede  ser de otra manera, no puede crecer y desarrollarse otra cosa que no sea la verdad.

La falsedad por ella misma está abocada al fracaso y a la perdición, se anulará y se autodestruirá por ella misma, porque es contraria a todo el proceso de expansión de la creación y como tal, el sistema no puede soportar una invasión de esta magnitud.

Así que de la misma manera que se creó será destruido y todo volverá a la normalidad.
Porque es la única forma en que ello puede terminar.

Aunque la falsedad no pueda reconocerse a sí misma como tal, la verdad si puede reconocer a la falsedad y, en esa gran diferencia, estriba toda la fuerza y toda la esencia de la misma naturaleza creadora.

Lo que Es, siempre Es, nada puede modificarlo, tan sólo se puede aparentar ser otra cosa de lo que es, y por eso precisamente, porque en realidad no es, es el camino que le lleva a su propia desaparición.

No puede existir en mi creación cosa alguna que no esté basada en la esencia de la verdad, porque sencillamente de ser así no existiría y tendería a la extinción. Lo cual hace obvio pensar que por esa sencilla razón de contenido, al no poder desaparecer lo que siempre Fue, Ha sido y Será, que cualquier cosa ajena a ello mismo, o se convertirá en mí o se transformará.

Esa es la Ley natural que rige toda mi creación y nada puede medrar fuera de ella, por la sencilla razón que estaría fuera de mí y de todo lo que me configura, lo cual no es esencialmente posible.


Para que quién tenga que oír y entender lo que ahora digo tome nota y se haga consciente del problema al que se enfrenta, se le da a partir de ahora la posibilidad de… Recapitular y regresar al seno de su origen, volver a estructurar su forma para adaptarse y reconocerse como parte de mi verdad y eliminar totalmente cualquier vestigio de falsedad de su propia esencia.


 Esa es la premisa evolutiva que se marca y que se tendrá que cumplir, mientras tanto no sea así… queda también dicho y dictaminado cual será el final de todo lo que se oponga a mí, a mi verdadera esencia… sufrirá las transformaciones necesarias para que desaparezca la parte invertida y no correspondiente y así todo volverá a quedar en paz, en orden y dentro de los cauces acordes y naturales a mi propia esencia y a la esencia de mi naturaleza dentro de la totalidad de toda la creación. He dicho y he dictaminado y así se cumplirá por toda mi esencia.

Canalización del 30 de Junio 2011

com... comen... coment... coméntame...

"Sólo por hoy seré mejor que lo que pude llegar a serlo ayer"

Amaré desde lo más profundo de mi alma...

¡PASALO!

¡PASALO!

Todo aquel que desee la verdad y la luz las encontrará por sí mismo.

Todo aquel que desee la verdad y la luz las encontrará por sí mismo.
Para aprender algo debes dejar de lado la seguridad que te da la propia ignorancia.

Y verá sus efectos...

Y verá sus efectos...

A veces podemos verlo con nuestros ojos...

A veces podemos verlo con nuestros ojos...