no veo este título




LA UNION plena

Supone llegar a la iluminación,

Y así, lograr alcanzar LA REALIZACIÓN

Todo aquello que uno ES...

Pasa por llegar a reconocerse.





sábado, 15 de enero de 2011

FUNCIONALIDAD Y EXPRESIÓN DEL CUERPO EMOCIONAL HUMANO


"Toda herida no expresada deja algún dolor en el interior del ser"
ESTUDIOS DEL LABORATORIO DE LA CONDUCTA
FORMAS DE NATURALEZA HUMANA DENTRO DE LA DISTORSIÓN
EL PLANO EMOCIONAL Y SU FUNCIONALIDAD
FUNCIONALIDAD Y EXPRESIÓN DEL CUERPO EMOCIONAL HUMANO.-
Encomendándonos a lo que se refieren las funciones que deberíamos de comprender y en cambio, nos superan y no sabemos cómo coordinar que son relativas a las funciones del cuerpo emocional, deberíamos de citar en primer lugar todo aquello que se refiere a las relaciones con los demás y sus percepciones.
El cuerpo emocional nos proporciona las pautas precisas para que percibamos y por esa razón podamos llegar a comprender lo que se genera al relacionarnos con los demás.
Una de las cuestiones claves, que pocas personas son capaces de identificar, es el hecho de que gracias al cuerpo emocional se desatan y se activan todas las energías que se encuentran archivadas en nuestro cuerpo emocional y en el de los otros cuando entramos en contacto con ellos.
Ya sea por el mismo hecho sencillo de un intercambio fugaz o por unas interrelaciones más profundas, durante todo el tiempo que dure el proceso de intercambio energético de ambos seres, sus cuerpos emocionales intercambiaran la información necesaria para el desarrollo de ambos y a su vez, se establecerán pautas de conductas relacionadas con este movimiento que será lo que ellos identificaran en base a la otra persona, cada vez que entrarán en contacto con ella, ya sea por cercanía física o simplemente emocional, lo que ya supone el hecho que este contacto puede desarrollarse tanto en espacio físico natural o de otra forma a distancia y ahí es donde entrarán en juego todas las cuestiones y cualidades energéticas tal y como las conocemos.
En un primer contacto, aunque ambas personas no se hayan encontrado nunca antes, quienes se encargan de reconocerse por ambas partes y realiza los escáneres de manera natural para identificar a quien se tiene delante es en su totalidad el cuerpo emocional de ambos.
Una vez uno reconoce que no existe peligro y que puede continuar adelante con la relación e interacción se procede a identificar las necesidades y carencias que se desatan ante la puesta en común de ambos cuerpos. Por esa razón, como es en este punto cuando entran en juego las energías y se interrelacionan primeramente en su nivel más básico, ahora es cuando ya se pondrán en contacto y se entrelazarán aquellas energías que se lleven integradas y que ya sea por la razón que sea, por complementariedad o una afinidad bien marcada o por todo lo contrario, que se producen ya de primera mano y por vez primera, los acuerdos o desacuerdos naturales propios y afines a ese primer contacto.
El hecho es que la persona carece de la información de forma consciente de lo que ya en ese momento se está produciendo y ello le conduce a actuar a ciegas y a negar incluso aquellas emociones que se le desatan por desconocer lo que sucede con ellas y de donde surgen, siendo por lo común efectos de todo lo que ella misma es y lleva archivado y generado por sí misma en su interior y a la vez al estar bajo la influencia de las energías y archivos de la otra persona con la que en ese momento se relaciona.
Aquí es donde se debe de tomar consciencia de lo que supone entender todo lo que somos capaces de percibir en forma de emociones y sentimientos. Aprendiendo a decodificar lo que realmente significan las cuestiones que podamos llegar a experimentar en relación a todo este proceso natural. Que no deja de ser una Guía y una fórmula natural que tenemos a nuestra disposición para ir desarrollando nuestra conciencia, para conocernos mejor y más fidedignamente y a la vez, poder llegar a ser más sinceros y auténticos con todos los seres por los que entramos en contacto durante toda nuestra vida.
Haremos hincapié aquí a la gran importancia que tienen las relaciones y en mayor grado las que por orden natural configuran nuestra familia de nacimiento, nuestra pareja o sin duda, aquellas relaciones que por su importancia y valor, nos van a afectar en mayor medida. Puesto que a través de ellas podemos vernos a nosotros mismos y lo que somos y en lo que nos hemos ido convirtiendo, lo que adolecemos y necesitamos y a la vez, todo aquello que precisamos afinar en nosotros mismos y podemos llegar a conocer al ver cómo se desatan infinidad de sensaciones y emociones que nos descontrolan y desconocemos.
Es habitual el hecho de que debido a que algunas relaciones de parentesco familiar nos provoquen situaciones difíciles de digerir y por tanto a la vez, mucho sufrimiento emparejado.
Lo que ocurre entonces es que si somos conscientes de lo que está sucediendo y que nosotros formamos parte de ese juego, que lo que nosotros llevamos dentro de nosotros es la causa y en el fondo el fin de que se esté produciendo tal situación, entonces tendremos mayores posibilidades de enfrentarnos de una manera eficaz y a la vez, no aumentar nuestro dolor y nuestra culpabilidad o la de los demás, por no entender lo que está provocando esas sensaciones que nos afligen y nos causan dolor.
Es tan sencillo como entender que las energías ya existen y son las que obran por sí mismas y por efecto natural de lo que sucede con ellas al entrar en contacto con las otras energías de la persona que entra en contacto con nosotros, las que provocan todo lo que en ese momento estamos sintiendo, por esa razón una de las maneras de evitar sentir y no poder salir de esta influencia es comprenderla y actuar en sintonía y plenamente de acuerdo con ella.
Cada caso particular ejercerá de una determinada forma su influencia, aunque bien es verdad que se puede proceder a trabajar con todo este cúmulo de sensaciones de una manera eficaz si se despersonaliza y se hace uno verdaderamente consciente de lo que está sucediendo.
I.-DISMINUIR LOS EFECTOS QUE SE PRODUCEN.-
Al salir del mismo círculo del proceso uno puede empezar a identificar con mayor efectividad todo lo que está ocurriendo y así actuar en consecuencia, en lugar de dejarse llevar por el mismo efecto que se está produciendo en sí mismo y en la otra persona al interrelacionarse.
Cuando uno toma sus propias emociones como creaciones propias y no añade más valor ni más carga emocional que el justamente necesario, puede empezar a anular los efectos de lo que le está sucediendo y por la misma voluntad personal del sujeto, propiamente dicha, puede empezar a invertir y a anular el proceso que se está produciendo y que le está afectando.
Hasta que uno mismo pueda alcanzar en su totalidad el significado de lo que le sucede y pueda llegar a transformar completamente los efectos que se producen al ser consciente de lo que es todo lo que el mismo provoca y lo que es, todo lo que el mismo ha generado, puesto que en realidad no deja de ser un efecto que el mismo ha creado desde sus inicios y que en realidad, lo único que le está sucediendo al interactuar con la otra persona es producirse la posibilidad de que todo este proceso finalice y sea transformado.
II.-RECONOCER O DESCONOCER LO QUE A UNO LE SUCEDE.-
La enorme diferencia que existirá ante las cuestiones que se tengan que vivir, cuando uno reconoce o desconoce lo que en realidad está sucediéndole y el porqué, es ya de por sí una forma de empezar a liberarse de todo aquello que en su momento generó y que ahora por desconocerlo sufre mayoritariamente sus consecuencias, aunque el mismo hecho de no reconocerse artífice y causa de ello, le procure los impedimentos y las dificultades de que no puede des crear aquello que procedió a crear en su momento y lo que no deja de ser lo que ha de dar el sentido evolutivo a su existencia al reconocerse y hacerse frente a todo lo que él mismo es.
Existen unas pautas que podrán sernos de ayuda en la consecución del éxito deseado en todo este proceso de transformación y por consiguiente reconocimiento e identificación de lo que uno es y lleva escrito en la totalidad de su cuerpo emocional.
III.- FORMULA PARA HACER EL PROCESO MAS SENCILLO.-
1.-La observación:
Hablaremos primeramente de que se ha de ir tomando notas y hacerse todo lo consciente que le sea posible a uno para ver y mirar las expresiones y los sentimientos que se le generan.
El color que toman, las consideraciones y pensamientos que se le producen y a la vez, las creencias o ideas que refuerzan el hecho de no querer afrontar lo que está sucediendo como propio.
Lo primero que uno habrá de considerar es si se atreve a verse tal cual es, a mirarse en el otro, tal y como se expresa y lo que este le produce.
A reconocer y a identificar que esos sentimientos son la punta del iceberg de los efectos que se desatan en su interior pero que lo que no puede ver, es sin duda alguna la causa que genera todo esta afluencia de sensaciones y le provoca las reacciones y sentimientos.
Lo que nos ayudará a identificar dichas emociones, el mirar de donde pueden surgir y la magnitud que puedan tener es, sin lugar a dudas, aislarlas.
Una vez seamos capaces de ponerle un nombre a lo que estamos sintiendo, a lo que se nos provoca sentir, a las emociones que se desatan en nuestro interior, a lo que tenemos ganas de hacer o deshacer, si nuestra natural reacción sería la de huir o de rechazar al otro, si queremos enfrentarnos a él o por otro lado evitarle. Si tenemos alguna posibilidad de maniobra cuando nos sucede o si por el contrario nos quedamos a merced de las circunstancias y no somos capaces de ejercer ningún control sobre las situaciones que se desencadenan.
El mero hecho de tomar partida y de estar observándonos, de no dejarnos llevar, de no reaccionar a ciegas, es ya una parte importante para empezar a librar la batalla que nos va a permitir salir airosos y ganar conocimiento de nosotros mismos y de lo que nos sucede al entrar en contacto con los demás.
Sobre todo en los casos más graves y donde se pongan en juego las emociones más destructivas y que más nos afecten.
Entonces es cuando por la sencilla razón de ir aislando y tomando contacto con nuestro yo más profundo, el que desconocemos pero que forma parte de nosotros, como poco a poco, podremos ir descubriendo y manejando todas aquellas situaciones en las que las emociones nos dominen y nos dejen a su merced, no siendo dueños de nuestros actos y de sus consecuentes efectos.
El reconocimiento posterior dará paso a la transformación por reconocimiento de las mismas emociones, convirtiéndolas en parte de nosotros mismos, en nuestras aliadas en lugar de ser nuestras propias enemigas. En quienes nos definen lo que somos y cómo percibimos y sentimos profundamente todo lo que sucede a nuestro alrededor, todo lo que vivimos, lo que amamos y disfrutamos.
2.-La aceptación:
El caso es que cuando dejamos de estar bajo la influencia de unas emociones desatadas y descontroladas, empezaremos a obrar desde otras pautas, más conciliadoras y con mayor coherencia.
Lo primero que hemos dejado de hacer es, proceder al rechazo de aquello que nos duele y nos afecta, actuando de manera contraria a como venía siendo habitual que reaccionáramos cuando nos veíamos sumergidos en conflictos emocionales sin resolver.
3.-Descubriendo el cuerpo emocional y su funcionalidad:
Este es el primer paso, sin duda, para que con el tiempo podamos ser capaces de transformar completamente los efectos que hemos producido en nosotros mismos por el mismo desconocimiento del proceso natural y de las estructuras ordenadas que nos rigen, dando forma y función a una parte muy importante que nos configura y nos proporciona las herramientas más sencillas y más útiles de las que disponemos y que no dejan de ser, en el buen sentido amplio de lo que representan, lo que nos cualifica y nos da la humanidad de la que disponemos, hablamos sin lugar a dudas de las emociones y de uno de los cuerpos más importantes que tenemos y que nos facilitan la labor evolutiva proporcionándonos la capacidad de amar y de ser amados, de sentir y de ser sentidos y a la vez de poder desarrollar todo ello en el inmenso proceso de la evolución de la conciencia y del amor verdadero al relacionarnos los unos con los otros, aprendiendo de todo ello durante este extraordinario proceso evolutivo.

com... comen... coment... coméntame...

"Sólo por hoy seré mejor que lo que pude llegar a serlo ayer"

Amaré desde lo más profundo de mi alma...

¡PASALO!

¡PASALO!

Todo aquel que desee la verdad y la luz las encontrará por sí mismo.

Todo aquel que desee la verdad y la luz las encontrará por sí mismo.
Para aprender algo debes dejar de lado la seguridad que te da la propia ignorancia.

Y verá sus efectos...

Y verá sus efectos...

A veces podemos verlo con nuestros ojos...

A veces podemos verlo con nuestros ojos...