no veo este título




LA UNION plena

Supone llegar a la iluminación,

Y así, lograr alcanzar LA REALIZACIÓN

Todo aquello que uno ES...

Pasa por llegar a reconocerse.





viernes, 4 de noviembre de 2011

Realidades y planos de conciencia:

Los cuatro elementos, sus correspondencias.

Identificación de experiencias y creaciones en los diferentes planos:

Desarrollar nuestra personalidad hacia la conciencia y la integración.

jueves, 21 de julio de 2011

IDEOLOGIAS Y MAESTROS

EL VERDADERO CONOCIMIENTO O SU INTERPRETACIÓN.-

Todos eligen seguir los dictados de otros, más allá de los suyos propios. Eligen aquello que ya ha sido creado e instituido. Se convierten en seguidores de los demás, en lugar de ser ellos mismos y de establecerse en los férreos dictados propios, de lo que les surja de su interior, absolutamente. Se sienten inclinados a convertirse en seguidores de las doctrinas que ya existen y que son dirigidas por unos o por otros.

Pero a nadie se le ocurre preguntarse si eso es lo correcto. A nadie se le ocurre cuestionar si ese conocimiento es el verdadero o, al menos si es realmente fiable. A nadie se le ocurre plantearse quién es la persona que se erige en dirigente, sea ella misma quien se pone al frente de una doctrina determinada o sea porque le han elegido otros para serlo, o incluso sea de la forma que sea que este ha alcanzado ser la representación de un PODER, de una manifestación determinada, de una forma de entendimiento expresada y a la vez distinta a las demás.

Lo primero que cada uno deberíamos examinar en nosotros mismos es qué significado tiene para nosotros esa doctrina de la que nos hacemos seguidores y que, si está instituida como tal, que¿representa eso?
¿Por qué nos creemos que es la representación del conocimiento verdadero y quién nos hace creer tal cosa?
Basta mirar a nuestro alrededor, hablando planetariamente, globalmente, para ver cuántas doctrinas existen y la diversidad que pretenden expresar cada una de ellas mismas, al ser distintas y únicas de otras. No las identificaré ya como religiones, eso ya es otra historia que sale de lo mismo. Pero nos bastará observar a todos los representantes que se erigen en maestros de la verdad y del conocimiento y que están surgiendo en la actualidad.

A todo lo que se genera por pretender defender o “luchar” por cada una de ellas, porque lo que nosotros consideramos que es único y exclusivo lo sea frente a todo lo demás. De ahí surge el fanatismo y de ahí surge la locura humana, las guerras y las luchas por las ideologías.

Algunos pretenderán hacerme creer que lo que ellos sostienen es la verdad. ¿Pero es eso cierto? ¿Por qué tengo que creer que lo que ya existe o lo que otro me cuenta es la VERDAD MAS ABSOLUTA?

Que todo eso representa el VERDADERO CONOCIMIENTO DE DIOS.¿ A qué Dios se le ocurriría ser Dioses distintos?

La eterna cuestión de siempre… Mi Dios es el verdadero Dios, ¡que absurdo más grande! ¿Acaso Dios es de alguien? ¿Se erige en una doctrina determinada o se convierte en ideología única para incentivar esas luchas y esas diferencias? Sólo de pensar en eso se ve claro que todo eso no es Dios, no es conocimiento verdadero porque anula la verdadera esencia de lo que es la VERDAD.

A día de hoy, todo eso que ya conocemos como doctrinas se transforma en una ideología que alguien nos tiene que contar y enseñar, porque nosotros no somos nadie para aprenderlo por nosotros solitos. ¡Menuda barbaridad! Ya estamos en lo mismo de siempre, pero ahora de manera más sutil, se nos pretende manipular haciéndonos creer que necesitamos a ese líder y a ese personaje que nos está diciendo y enseñando cuál es la única verdad y la única fórmula de encontrar todo eso que buscamos y que necesitamos.

Si por un momento tan sólo, nos detuviéramos a cuestionarnos si lo que se nos plantea es lo que ha de ser, o puede que sea todo lo contrario. Pero lo más triste es que ni tan siquiera dudamos, nos dejamos convencer y nos dejamos embaucar por ese que tan bien habla o que lo que dice se parece tanto a la verdad.

 En realidad puede que también lo sea, pero… entonces ¿qué es lo que falla? ¿Por qué no funciona?, ¿porqué a parte de conocernos de memoria cómo se hacen las cosas o cómo tiene que ser nuestra vida para sentirnos plenos y desarrollarnos, no logramos que cambie nada realmente? Y… ¡seguimos sufriendo continuamente y estando dentro de los mismas historias que hemos tenido siempre!

¿Por qué tan gratuitamente somos fieles seguidores de lo que es aparente, de la FALSEDAD?

¿Por qué no tenemos un criterio que nos permita identificar y conocer la VERDAD?

Al menos sería necesario que nos planteáramos algunas cuestiones antes de convertirnos en fanáticos y en peleles de cualquier cosa.

Viendo algunas manifestaciones que se tienen frente a lo que uno defiende, se comprueba la tremenda ignorancia de la que somos partícipes.

Ni tan siquiera somos capaces de identificar si aquello en lo que creemos y por lo que nos atrevemos a luchar a muerte, contra otros para defendernos, forma parte de la VERDAD. Y a la vez, de ese conocimiento superior o es tan solo un engaño y una mentira.

Dentro de cada uno, existe una parte que le puede permitir identificarlo, si se esfuerza lo suficiente en desarrollarlo, entonces ya no será necesario que nadie venga a enseñarle nada, a decirle nada, a darle sermones y lecciones de lo que son las cosas o de lo que ha de ser la verdad. De cómo ha de vivir y de que ha de aprender para cambiar su vida y poder salir de lo mismo de siempre y del sufrimiento.

Estará capacitado para identificarlo por sí mismo y podrá entender que es aquello que se le pone delante.

Entenderá que ya no tiene ninguna necesidad de seguir a nadie, ni tiene ninguna obligación de creer en nadasalvo aquello que por sí mismo él propiamente identifique como la verdad y el conocimiento.

Será capaz de tomar sus propias decisiones frente a las circunstancias de su vida, de modificar conductas, situaciones y elecciones que le permitan mejorar, vivir en plenitud y ser feliz.

Ahora la cuestión con la que probablemente deberá enfrentarse es el hecho de reconocer tal cosa por sí mismo y enfrentarse a lo que él mismo ya es.  Porque a lo mejor, al final de todo este embrollo se encuentra sencillamente con su propia ignorancia y con su propia incapacidad de reconocerse a sí mismo y con todo lo que está más allá de él mismo. De reconocer la esencia verdadera, el conocimiento absoluto y la verdad última.

Ese, finalmente pueda llegar a ser su enemigo más acérrimo y la única batalla que cada uno tenga que librar. Exclusivamente consigo mismo.

Llegados a este punto, aquí es donde se hace preciso decir que: cuando uno busca la verdad por sí mismo, desde la actitud adecuada en su interior… todo lo que le sea preciso se le abrirá ante los ojos y poco a poco descubrirá la maravilla del conocimiento por sí mismo, así es como sabrá de la verdad y del conocimiento de la totalidad con absoluta certeza gracias a su propio desarrollo y al discernimiento a través de su caminar al experimentar por sí mismo con todo lo que le rodea. Esa es la formula.

Pero…eso es único, exclusivo, propio. No puede venir de dictados de otros, de seguir doctrinas ni ideologías. Es un andar individual y solitario. Donde probablemente nos iremos cruzando con otros que están en la misma ruta, pero con distintos destinos y andares distintos a los nuestros.

 Sin embargo, con ellos coincidiremos en algunas visiones y entendimientos. Así corroboraremos que las guías nos conducen al mismo lugar, a pesar de andar solos y siguiendo nuestros propios derroteros. Esa parte del trayecto se hace gratificante porque nos vemos reflejados en los demás, a pesar de las diferencias de nuestras experiencias y vivencias tan dispares. Ahí nos sentimos unidos en nuestros propios senderos de búsqueda porque a pesar de las diferencias de cada uno, la verdad seguirá siendo la misma para todos. Ese es el mayor de los gozos al compartirlo.

Ese es el verdadero sentido de la unificación y la totalidad. Y ese es el fin que persigue nuestra conciencia al igual que la de todos los demás.

Identificar la totalidad en la diversidad, reconocer la individualidad dentro del todo, saber que la conciencia se expresa para cada uno de manera diferente pero que se unifica en todos de la misma manera.

Al llegar hasta aquí, entonces sabemos con exactitud cuál es la VERDAD y reconocemos quiénes somos y qué es lo que hacemos.

Ya no necesitamos a nadie que nos guie, porque eso no tiene ningún sentido para nosotros, ni necesitamos doctrinas ni ideologías que nos den un sentido a la existencia que llevamos porque ya la hemos conseguido por nosotros mismos y sabemos que cualquier cosa ajena a lo que podamos alcanzar por nosotros mismos no será nada, se convertirá en humo en nuestras manos y se perderá en el infinito de lo que realmente precisamos y somos capaces de alcanzar por nosotros mismos.

Es cuando hemos descubierto que la GUIA ha estado siempre esperándonos, que somos nosotros quienes hemos de dirigirnos hacía ella y solicitar que se nos descubra la verdad ante nuestros ojos.

Hemos de ser nosotros los buscadores que andamos hacía la persecución del descubrimiento del conocimiento eterno.

La totalidad y la consciencia, siempre han estado ahí, somos nosotros quienes debemos de identificarlo y de reconocerlo.

No necesitamos a nadie que nos lleve de la mano, ni que nos cuente lo que nosotros mismos hemos de descubrir por nosotros mismo. No necesitamos ninguna ideología porque entonces nos encerraremos en lo que eso se ha convertido, y nos limitará y nos impedirá ir más allá de cualquier ideología cerrada y concreta.

El conocimiento se expande y es infinito, las formulas para llegar a él, son igualmente inmensas.

Entonces, ¿por qué queremos limitarnos dentro de una ideología concreta y finita? ¿Quién se cree en la potestad de tener todo el conocimiento y toda la verdad que nos pretenda dirigir y guiar?

Cuando realmente nuestro logro es alcanzar por nosotros mismos el conocimiento.

Seamos consecuentes con nosotros mismos, empecemos por ser únicos y por valernos por nosotros mismos.

Porque esa es la única manera de que podamos llegar más allá. Dejemos de ser borregos y seguidores ciegos de cualquiera y de cualquier cosa que nos digan y nos hagan creer que eso es lo que necesitamos.

Para empezar, tengamos claro que cuando eso es así, lo único que se pretende es conseguir utilizarnos a nosotros para tener más poder, para dominarnos a través de nuestro sometimiento, a eso que nos hacen creer que es la verdad.

SIGUE TÚ PROPIO CAMINO…ESA ES LA UNICA VERDAD.

Lo primero que yo te recomendaría es valorar todo lo que acabas de leer, no te lo creas, no lo tomes como una verdad, porque es tán sólo mi verdad, no es la tuya todavía. Cuéstionatelo todo, incluso todo lo que yo te digo. Y luego, empieza a buscar por ti mismo...

SIENTE LA VERDAD DENTRO DE TI.

jueves, 30 de junio de 2011

La falsedad

¿Cómo sabes que lo que sientes es cierto? ¿Qué aquello en lo que crees y piensas que es verdad, realmente es lo verdadero? ¿Cómo lo sabes? ¿Quién te confirma que todo lo que tú crees que puedes reconocer es realmente aquello que Es?

¿Puedes identificar la diferencia entre la verdad y la falsedad?

¿Dónde está la verdad?, ¿cómo puedes reconocerla?,

¿Crees que aquello que es cierto para ti es la verdad?

¿Podría ser que… las cosas no fueran como tú crees que son?

¿Qué es lo que te permitiría ver la verdad y reconocerla con la certeza absoluta de lo que es?
¿Porque crees estar en lo cierto?

Si te dijeran que todo aquello que tú has dado por cierto y en lo que basas toda tu vida es una mentira… ¿Qué sucedería?
¿Qué es lo que te capacita para identificar por ti mismo la verdad sin la necesidad de que nadie te venga a corroborar lo que tú crees que es?

¿Cómo se aprende a distinguir entre lo que es la verdad y lo que forma parte de la falsedad?

¿Crees que estas capacitado para identificarlo?

Puedes llegar a sentir que lo que identificas como verdad sea tan solo una mentira y forme parte del engaño en que te sume la falsedad para tenerte atrapado y dominarte.

¿De qué forma puedes por ti mismo, saber la diferencia entre una cosa y la otra?

Para poder ver la verdad, tienes que ver también la mentira y la falsedad… ¿Tú crees que puedes hacerlo realmente?

Te has planteado alguna vez que todo aquello que identificas como verdadero sea falso, que te estés autoengañando viviendo dentro de una historia que está basada en lo contrario a la verdad.

¿Dónde buscas la verdad?, ¿dónde la encuentras?, ¿Dónde está la verdad?

¿Crees que aquello que te conforta y te da la razón en todo lo que tú crees y en la forma de que te hace sentir cómodo y tranquilo, tal y como estás ahora mismo, está fundamentado en la verdad?, o es precisamente la inestabilidad y el desasosiego que sientes, al intentar sentir desde otra parte que no sea la razón que te da la mente, con sus criterios, con las justificaciones, con lo que has sido siempre y te ha llevado a dónde estás ahora que puede ser más cierto y más verdad que todo lo que has creído que era la verdad?
Si la verdad te hace libre… puedes afirmar que te sientes libre y eliges tu vida?



O estás condicionado, sometido, atado, enganchado a lo que sea. Que no puedes soltar y liberarte de todo aquello que te afecta y te hace daño.

 ¿Qué prefieres?, dejarlo estar, seguir donde siempre, pensar que estás haciendo lo correcto, aunque dentro de ti sientas que eso no es verdad… y prefieres seguir sufriendo.

La verdad nos hace libres, porque no nos engaña ni nos mantiene atados a nada, nos libera de todo aquello que es falso… por eso alcanzarla es tan difícil, porque la misma falsedad no quiere dejarte ir, no te quiere soltar, porque se alimenta de tu miedo, de tu propia inseguridad, de todo aquello que te impide ser tu mismo y sentirte plenamente libre y seguro.

Para alcanzar a ver la verdad, antes tienes que enfrentarte a ti mismo, a lo que has creído siempre que era cierto pero es una vida de falsedad… tú ya sabes lo que es, pero no puedes liberarte, has estado demasiado tiempo atado a lo mismo, has claudicado, has perdido todo el poder que tenías o lo has invertido… y ahora eres el reflejo de ti mismo, de tus historias, de lo que has elegido hacer por comodidad o porque creías que no tenías otra alternativa, has vendido tu alma, tu verdad… para no sufrir, sin darte cuenta que al fin y al cabo lo que lograbas con esa actitud de sumisión era peor que lo que se te prometía.

Has perdido totalmente el sentido de lo que es la verdad y ahora te cuesta mucho lograr verla, porque además ella se esconde detrás de la falsedad que se hace patente y se te pone delante de los ojos, engañándote, engatusándote, haciéndote creer que te está vendiendo todo a precio de saldo, que lograras todo aquello que deseas y serás feliz finalmente… Menuda mentira… tan bien elaborada.


Es tan perfecta la formula que utiliza la falsedad que difícilmente si no se sale de ella, y se la cuestiona, se la mira desde fuera de lo que nos está diciendo, de sus argumentos, de su aparente perfección… no se la puede identificar, no se la puede discernir, ni tan siquiera atisbar, porque la falsedad lo impregna todo, ha tomado el lugar de la verdad y la ha sustituido y como siempre has estado dentro de lo mismo… cómo vas a ser capaz de distinguir otra cosa que no sea lo falso.
Tienes que empezar diciéndote a ti mismo que tal vez lo que sientes, lo que crees, no sea lo que aparenta ser… entonces estás iniciando el camino, pero deberás recorrerlo… pasar duras pruebas, donde tú estás tan implicado que no querrás seguir, tan sólo querrás claudicar. ¿Sabes porqué? Porque duele y es desgarrador, abandonar una parte de uno mismo que ha sido creada, aunque fuera desde la ignorancia, es como si le amputarán un brazo o una pierna y, para más inri, es uno mismo quien empuña el bisturí para llevarlo a cabo. ¿Quién en su sano juicio querría libremente cortarse una pierna? Aunque te digan que está cangrenada y que lo más probable es que te conduzca a la muerte…
 No será fácil, sino una dura elección… perder una parte de ti, ¿cómo es eso posible? ¿Por qué? ¿Qué ha pasado? ¿Cómo ha sucedido todo esto? ¿Por qué una parte de mi no es buena?
Para alcanzar la verdad de todas las respuestas sólo hay una fórmula… conectarte con tu parte espiritual, con tu yo más profundo y su ser interno, la parte de uno mismo que permanece y es inmutable pese a lo que suceda, ocurra lo que ocurra y se convierta en lo que se convierta… siempre, eternamente será esencialmente verdad, porque lo que lo configura es parte de esa esencia y no puede ser de otra forma.
Así que a pesar de todo lo que uno sea, a pesar de lo que uno mismo haya creado de sí mismo… En lo más profundo de su interior existe una voz que le puede guiar, la que le conecta con su creador, con la parte que lo configura todo y que en realidad es quién le sustenta y le ha dado vida.
Por esa parte, ella es la razón por la que él existe y que nadie pueda creerse que si forma parte de la totalidad y, se convierte en una disfunción para la misma, vaya a producir una alteración en la totalidad. Vendrá la totalidad y subsanará su error, porque tú tan sólo eres una ínfima parte de esa parte mayor que tú y aunque ella te necesita y forme parte de ti, tú también eres una parte indisoluble de ella misma y por esa razón ambos estáis íntimamente ligados y pertenecéis a lo que lo configura todo.

Esa es la explicación que siempre se ha dicho de que todo forma parte del todo, nada está fuera de él, aunque una parte, se modifique, se rompa su estructura esencial y se desvirtúe, por naturaleza propia volverá a recuperar la forma original, esa es su esencia verdadera y esa es la parte sustentadora de la verdad.

De tal manera que aunque la falsedad entre en la verdad, por la razón que fuera, el mecanismo de la verdad prevalecerá y tomará de nuevo su lugar, porque no puede  ser de otra manera, no puede crecer y desarrollarse otra cosa que no sea la verdad.

La falsedad por ella misma está abocada al fracaso y a la perdición, se anulará y se autodestruirá por ella misma, porque es contraria a todo el proceso de expansión de la creación y como tal, el sistema no puede soportar una invasión de esta magnitud.

Así que de la misma manera que se creó será destruido y todo volverá a la normalidad.
Porque es la única forma en que ello puede terminar.

Aunque la falsedad no pueda reconocerse a sí misma como tal, la verdad si puede reconocer a la falsedad y, en esa gran diferencia, estriba toda la fuerza y toda la esencia de la misma naturaleza creadora.

Lo que Es, siempre Es, nada puede modificarlo, tan sólo se puede aparentar ser otra cosa de lo que es, y por eso precisamente, porque en realidad no es, es el camino que le lleva a su propia desaparición.

No puede existir en mi creación cosa alguna que no esté basada en la esencia de la verdad, porque sencillamente de ser así no existiría y tendería a la extinción. Lo cual hace obvio pensar que por esa sencilla razón de contenido, al no poder desaparecer lo que siempre Fue, Ha sido y Será, que cualquier cosa ajena a ello mismo, o se convertirá en mí o se transformará.

Esa es la Ley natural que rige toda mi creación y nada puede medrar fuera de ella, por la sencilla razón que estaría fuera de mí y de todo lo que me configura, lo cual no es esencialmente posible.


Para que quién tenga que oír y entender lo que ahora digo tome nota y se haga consciente del problema al que se enfrenta, se le da a partir de ahora la posibilidad de… Recapitular y regresar al seno de su origen, volver a estructurar su forma para adaptarse y reconocerse como parte de mi verdad y eliminar totalmente cualquier vestigio de falsedad de su propia esencia.


 Esa es la premisa evolutiva que se marca y que se tendrá que cumplir, mientras tanto no sea así… queda también dicho y dictaminado cual será el final de todo lo que se oponga a mí, a mi verdadera esencia… sufrirá las transformaciones necesarias para que desaparezca la parte invertida y no correspondiente y así todo volverá a quedar en paz, en orden y dentro de los cauces acordes y naturales a mi propia esencia y a la esencia de mi naturaleza dentro de la totalidad de toda la creación. He dicho y he dictaminado y así se cumplirá por toda mi esencia.

Canalización del 30 de Junio 2011

lunes, 13 de junio de 2011

SANANDO EL ALMA.-

LAS TRANSFORMACIONES EN LA EVOLUCIÓN:

Proceso de las transformaciones espirituales dentro del  sistema evolutivo existencial humano.

Emprendo un viaje… Soy un espíritu, una esencia, una Ser que como tal, inicia un proceso que ha de durar toda una vida.

Para ese recorrido llevo conmigo “todo lo que SOY” porque es todo lo que necesito: Un cuerpo físico y como equipaje, una maleta, mi alma.

Dentro de ella he ido poniendo todo lo que me define, lo que yo mismo he ido generando desde la base de lo que es mi esencia original. Sin embargo, también llevo conmigo el resultado de mis creaciones, lo que conjuntamente dará forma a mi identidad. Será lo que yo reconozco como mis percepciones singulares y únicas.

A ese nivel, tenemos lo que “yo creo que es” mi creencia acerca de todo lo que existe. También está ahí lo que “yo siento” de todo lo que voy experimentando. Finalmente podemos concluir diciendo que es todo lo que “yo identifico” en referencia a la identidad que “yo soy”.

Hasta aquí de momento no soy una presencia, tan sólo tengo una identidad. 

Ahora veamos detalladamente qué función tiene el alma dentro del proceso que estamos considerando.

El alma es la herramienta de que dispone mi espíritu para que yo pueda ir transformando mi identidad, es lo que me define en todo momento y dónde se irán produciendo los cambios y donde se almacenaran los resultados.

La esencia del alma es de naturaleza espiritual, ya que forma parte de nuestro espíritu, sus procesos se producen, desde y a partir, del ámbito emocional. Por tanto, el alma está íntimamente ligada al cuerpo emocional y a la energía que le configura, las emociones.

Gracias a la transformación final espiritual, se procede a generar cambios dentro de estos elementos que llevamos archivados en el receptáculo del alma. Algunos pueden denominar a ese espacio nuestro interior.

Aunque el verdadero proceso completo incluye la toma de conciencia, nuestra parte capacitada para comprender lo que nos sucede. Más allá del sencillo proceso analógico, deductivo, o dicho de otro modo, el que nos posibilita para razonar y que lo identificamos como la parte que procesa nuestros pensamientos, la mente racional, es otra de las herramientas que a la vez intervienen en todo el proceso. 

Pero al igual que sucede con el alma, sólo son parte del proceso evolutivo de la transformación. La llave es la comprensión a través de nuestra conciencia (desde un estado elevado de consciencia) y le denominamos así, porque reconocemos que en ese instante de lucidez, estamos muy por encima del lugar de donde procede la información que detectamos habitualmente en forma de pensamientos. Es menos denso, estamos fuera del pensamiento lineal y nos situamos en un escalón más elevado, lo que gracias a esa altura y gracias a la visión de conjunto de la cual disfrutamos en ese momento, lo que es a la vez un estado, estamos en ese momento cualificados para poder ver algo más que antes desconocíamos y que nos clarifica, pone luz a una parte donde antes había oscuridad. 

Descubrimos un sentido y un porqué, vemos con claridad, razonamos y gracias a esta ampliación de información acerca de lo que es crucial para nosotros, se nos posibilita el comprender.

Es una comprensión totalitaria que deshace aquello que se formó y cristalizó fruto de una información errónea, resultado del desconocimiento al nivel que fuera, tanto mental, como creencia, o emocional, como una forma de emoción. 

Desde que formamos esa creación en nosotros, nosotros nos convertimos en eso, somos todo lo que nosotros mismos configuramos y nos damos la forma que finalmente tenemos y expresamos.Ese "yo soy" al que hacíamos alusión al principio.

Al obtener una nueva “visión”, un entendimiento ampliado y nuevo, de la situación acerca de la cual estamos centrando nuestra atención, la que estamos observando, es cuando entra en juego la parte más elevada e inmanente de nosotros mismos, la que perdurará, la que no se transformará con el tránsito de la muerte,  cuando finalmente concluyamos con la experiencia de la vida.

Ahí es cuando, a través de la energía de las emociones, gracias a su cualidad y posibilidades se transformará lo que habíamos formado con anterioridad, lo que pertenecía a un plano inferior, más denso, menos luminoso, menos elevado. 

Gracias al proceso de identificación y reconocimiento lúcido es cuando comprendemos, cuando se hace la luz. Y la luz, es a la vez AMOR, porque en los parámetros de la directriz de este mundo, esa es la esencia de formación. 

He aquí, porqué no se logran las transformaciones cuando uno las contempla tan sólo desde el ámbito de lo mental. Uno puede “conocer”, ser muy sabio en cuanto a lo que son todas las cosas, pero carecer de la parte necesaria de la esencia, el amor, la energía del amor que sea precisa para proceder a la transformación.Ya que ésta es la que rige en el mundo del espíritu.

así sucede si se queda relegado solo al plano mental y no se producen los cambios y las transformaciones en los ámbitos más elevados de la conciencia, por ese motivo, uno sigue igual que siempre, a pesar de leer mucho, conocer mucho, seguir a maestros y sus teorías, etc.

Faltará la consumación del proceso, la ALQUIMIA, que se genera siempre gracias al elemento clave: EL AMOR.

Sin la energía del amor no se puede producir cambio alguno, puesto que no hay elevación de conciencia, no hay una verdadera transformación.

El único elemento capaz de obrar ese milagro, es el amor y para que ello se produzca nosotros somos los que deberemos entrar en su sintonía. Vibrar en la misma frecuencia.

La mayoría de las veces se confunde este estado, se cree que por entrar en una “idea” de él, ya se halla uno dentro de él. Nada más alejado de su centro.

Sólo hay una manera y pasa por el alineamiento de nuestro ser con la energía vibracional del amor, no hay otra fórmula. Eso es lo que marca la diferencia y se reconoce, cuando realmente se siente lo que es el amor verdadero, el incondicional.

 Ir experimentando este proceso nos enseña y nos cualifica para ir descubriendo el desarrollo del amor, evolucionar al unísono con él y a través de él. 

Ese es nuestro cometido y nuestra labor como el ser evoluciónate que somos durante nuestro viaje eterno de regreso a la fuente de la que salimos. Ese es el sentido de todo el proceso mientras estemos dentro de las directrices de la energía del amor. 

La conciencia de Dios es infinita como lo es a su vez, la infinitud de energías que contiene. No alcanzaremos la experiencia de otro nivel de conciencia más allá del de este plano, mientras no integremos la esencia de la energía del amor. Para eso estamos aquí y de eso se trata nuestro aprendizaje.

lunes, 11 de abril de 2011

El Principio de la Coherencia...


  
El Proyecto de Iniciativa de Coherencia Global.

Nuestra propia ciencia ha hecho un descubrimiento radical y revolucionario que cambia todo en relación a la manera que pensamos de nosotros mismos y del mundo. Lo que ellos descubrieron es que:

"...Cuando muchos de nosotros nos reunimos y creamos una emoción común, esa experiencia es llamada “coherencia.”

La “Coherencia” puede en realidad ser medida. Mide 0.10 Hertz de frecuencia. Esa es la medida de la coherencia creada entre el corazón y el cerebro.

Cuando creamos emociones basadas en el corazón, tales como de gratitud, aprecio, cuidado-literalmente, utilizando el músculo del corazón para crear estas emociones -lo que realmente estamos haciendo es generar un campo magnético dentro de nuestros cuerpos que es parte del campo magnético de la Tierra que experimenta el cambio...."

Los científicos están ahora construyendo los sensores que pueden medir estos campos magnéticos y proponen subirlos al sitio Web donde ustedes pueden observar los cambios del campo en tiempo real.

               Además de medir este campo el objetivo del Proyecto de Coherencia Global es enseñar a la gente a cómo crear coherencia en sus vidas diarias. No es algo difícil de hacer y ustedes no tienen que cambiar sus vidas para realizarlo. No tienen que cambiar sus meditaciones, sus oraciones o cualquier práctica. Es una manera de estar en nuestros corazones mientras transitamos a través del día que es muy fácil de aprender.


hay un link a la Iniciativa de la Coherencia Global. 

Cuando ustedes hacen clic en ese vínculo, pueden aprender sobre la iniciativa basada en la ciencia que nos permite a cada uno de nosotros aprender a ser de una manera que realmente tenga influencia sobre los campos de la Tierra. En otras palabras, ustedes pueden aprender cómo crear un impacto positivo en lo que resulte de este tiempo en la historia. Este proyecto trata acerca de nuestra relación con la Tierra a través de una existencia basada en el corazón. 

Extraído de: En una entrevista con el Dr. Laurie Nadel, Gregg Braden habla sobre las profecías Mayas del 2012 y lo que significan para nosotros. En nuevo libro de Braden,“El Tiempo Fractal” explica porqué el 2012 marca el final de un ciclo de 5,125 años.

viernes, 1 de abril de 2011

LAS ENERGIAS



Todo lo que existe es energía, en nuestro plano dimensional material, definimos las energías en base a diferentes grados de vibración y manifestación. 


Podemos hablar de lo que son las diferentes expresiones que tiene la energía, según sea su correspondencia con el nivel al que pertenece. Nos estamos refiriendo a que tanto en el reino mineral, como en el vegetal vamos a ver representadas las energías existentes plasmadas y, lo que es aún mejor que están totalmente a nuestra disposición y a nuestro abasto para ser usadas de la mejor manera que nos convenga y necesitemos. 


En otro orden de cosas, para entender de lo estamos hablando, sería interesante observarlo desde el enfoque de lo que es una energía tal y como la podemos llegar a ver, a sentir, a percibir y para ello, podemos referirnos a las energías manifestándose en expresiones y formas distintas, algunas que son más afines a nuestros sentidos físicos porque nos permite reconocerlas gracias a ellas. 


Así tendríamos la luz, Los colores, como energía que nos entra por los ojos, también reconocemos fácilmente aquella que pueda oírse, tal como los sonidos que se organizan como música y así sucesivamente veremos expresándose la energía en todos y cada uno de los planos, del más sutil al más denso, según sea su forma de vibración la veremos expresada y todos juntos configuran el amplio espectro de lo que se pone de manifiesto energéticamente hablando y como uno lo puede ver finalmente en la forma física.


Hemos de tener en cuenta además, otras formas de representación simbólica que ha sido utilizada por el hombre y que también representa la energía que se pone de manifiesto en nuestras vidas, una de ella muy conocida es a través de los números.
Desde el principio de los tiempos la numerología ha servido al mismo fin, sintetizar una vibración, pulsación, energía o experiencia, para que la podamos ver a través de nosotros mismos.


Lo mismo sucede con otros sistemas de simbolismo que se han utilizado para expresar todo este conocimiento energético al servicio del hombre, conocemos la profundidad que se esconde detrás de todos y cada uno de los signos de los que se sirve el Tarot, la astrología y cómo no, no podemos dejar de hacer mención del calendario Maya, otro gran pozo de sabiduría ancestral que nos expresa en su contenido las claves esenciales de cada alma para el proceso evolutivo existencial que ha de desarrollar. En todos estos sistemas la energía está sintetizada de tal manera que nuestro interior es capaz de reconocer todos y cada uno de los aspectos a los que se refiere, siempre que la captemos a través de la intuición y el sentido que tenemos para tal fin.


Para empezar a conocer entonces este mundo de las energías, que no deja de ser adentrarse en el conocimiento de la expresión de todo lo que existe en este mundo. Lo primero que uno ha de hacer es cambiar su sintonía de percepción y afinar las antenas, porque la expresión más sutil energética, salvo que uno disponga del sentido pertinente desarrollado, va a tener que aprender a sentirla tal y como es, una expresión más elevada de lo que está acostumbrado a percibir por sus cinco sentidos físicos, en el plano físico, lo cual va ha hacer necesario un reajuste y una ampliación de los niveles de percepción a los que estamos acostumbrados en general.


Para que podamos entender lo que estamos comentando, basta que intentemos percibir nuestros cuerpos energéticos y por ende los centros energéticos de que disponemos.
Tenemos algunas formulas que nos pueden ayudar a identificar lo que es la energía, una manera reside en dejar la vista perdida en el infinito al observar arboles o vegetación, al cabo de un ratito podremos llegar a ver que se nos pondrá de manifiesto un halo blanco, como si se tratara de humo, marcándonos todo el contorno de ese vegetal. También podemos repetir la misma experiencia con nosotros mismos, o con otra persona, contemplando fijamente si centrar nuestra vista en nada en concreto. Otra práctica que puede servirnos es pasarnos energía de una mano a otra y notar el efecto que ello nos está produciendo.

En el aspecto energético de identificar las emociones hemos de hacernos responsables de que todo lo que existe en esta creación es finalmente una energía y que por supuesto, también lo son tanto las emociones como los pensamientos.


Practicaremos las sensaciones que nos producen ambos aspectos humanos y reconoceremos la importancia que tienen todas nuestras creaciones a nivel global y su efectividad real, lo cual probablemente sea una cuestión que no valoramos o consideramos lo suficientemente en consecuencia de los efectos que producimos en el entorno y en los demás.

La sintonía con el Amor incondicional ...

Desear una liberación hace más difícil liberarse
porque no hay que rendirse a la voluntad, sino a la rendición.
La lección final para cada alma es la rendición completa a la voluntad de Dios manifiesta en tu propio corazón.
Extraído de: "Manos que curan", por Emmanuel. 1985

martes, 29 de marzo de 2011

La emperatriz... te habla sin palabras y dice:


¡RECUERDA!


Tu unidad con el amor es la realidad...

Y los espejismos

¡no pueden cambiar esa realidad!

¡No lo olvides!...

Parezca lo que parezca.


"Oda a la plenitud de la transformación del Ser"


Algunas veces... los anhelos más íntimos se convierten en realidad.
Todo aquello que tanto hemos luchado por conseguir,
que tantos esfuerzos nos ha supuesto.
Todo lo que, por fin, de la manera más sencilla alcanzamos.
Y cuando nos llega...
lo hace de la misma manera natural,
tal y como el sol alumbra durante el día.
De la misma manera espectacular como en su surgir,
justo en el amanecer,
nos inunda completamente de luz divina nuestros sentidos.

Imagen perteneciente al Tarot Shadowscapes de Sthepanie Pui Mun Law

sábado, 15 de enero de 2011

FUNCIONALIDAD Y EXPRESIÓN DEL CUERPO EMOCIONAL HUMANO


"Toda herida no expresada deja algún dolor en el interior del ser"
ESTUDIOS DEL LABORATORIO DE LA CONDUCTA
FORMAS DE NATURALEZA HUMANA DENTRO DE LA DISTORSIÓN
EL PLANO EMOCIONAL Y SU FUNCIONALIDAD
FUNCIONALIDAD Y EXPRESIÓN DEL CUERPO EMOCIONAL HUMANO.-
Encomendándonos a lo que se refieren las funciones que deberíamos de comprender y en cambio, nos superan y no sabemos cómo coordinar que son relativas a las funciones del cuerpo emocional, deberíamos de citar en primer lugar todo aquello que se refiere a las relaciones con los demás y sus percepciones.
El cuerpo emocional nos proporciona las pautas precisas para que percibamos y por esa razón podamos llegar a comprender lo que se genera al relacionarnos con los demás.
Una de las cuestiones claves, que pocas personas son capaces de identificar, es el hecho de que gracias al cuerpo emocional se desatan y se activan todas las energías que se encuentran archivadas en nuestro cuerpo emocional y en el de los otros cuando entramos en contacto con ellos.
Ya sea por el mismo hecho sencillo de un intercambio fugaz o por unas interrelaciones más profundas, durante todo el tiempo que dure el proceso de intercambio energético de ambos seres, sus cuerpos emocionales intercambiaran la información necesaria para el desarrollo de ambos y a su vez, se establecerán pautas de conductas relacionadas con este movimiento que será lo que ellos identificaran en base a la otra persona, cada vez que entrarán en contacto con ella, ya sea por cercanía física o simplemente emocional, lo que ya supone el hecho que este contacto puede desarrollarse tanto en espacio físico natural o de otra forma a distancia y ahí es donde entrarán en juego todas las cuestiones y cualidades energéticas tal y como las conocemos.
En un primer contacto, aunque ambas personas no se hayan encontrado nunca antes, quienes se encargan de reconocerse por ambas partes y realiza los escáneres de manera natural para identificar a quien se tiene delante es en su totalidad el cuerpo emocional de ambos.
Una vez uno reconoce que no existe peligro y que puede continuar adelante con la relación e interacción se procede a identificar las necesidades y carencias que se desatan ante la puesta en común de ambos cuerpos. Por esa razón, como es en este punto cuando entran en juego las energías y se interrelacionan primeramente en su nivel más básico, ahora es cuando ya se pondrán en contacto y se entrelazarán aquellas energías que se lleven integradas y que ya sea por la razón que sea, por complementariedad o una afinidad bien marcada o por todo lo contrario, que se producen ya de primera mano y por vez primera, los acuerdos o desacuerdos naturales propios y afines a ese primer contacto.
El hecho es que la persona carece de la información de forma consciente de lo que ya en ese momento se está produciendo y ello le conduce a actuar a ciegas y a negar incluso aquellas emociones que se le desatan por desconocer lo que sucede con ellas y de donde surgen, siendo por lo común efectos de todo lo que ella misma es y lleva archivado y generado por sí misma en su interior y a la vez al estar bajo la influencia de las energías y archivos de la otra persona con la que en ese momento se relaciona.
Aquí es donde se debe de tomar consciencia de lo que supone entender todo lo que somos capaces de percibir en forma de emociones y sentimientos. Aprendiendo a decodificar lo que realmente significan las cuestiones que podamos llegar a experimentar en relación a todo este proceso natural. Que no deja de ser una Guía y una fórmula natural que tenemos a nuestra disposición para ir desarrollando nuestra conciencia, para conocernos mejor y más fidedignamente y a la vez, poder llegar a ser más sinceros y auténticos con todos los seres por los que entramos en contacto durante toda nuestra vida.
Haremos hincapié aquí a la gran importancia que tienen las relaciones y en mayor grado las que por orden natural configuran nuestra familia de nacimiento, nuestra pareja o sin duda, aquellas relaciones que por su importancia y valor, nos van a afectar en mayor medida. Puesto que a través de ellas podemos vernos a nosotros mismos y lo que somos y en lo que nos hemos ido convirtiendo, lo que adolecemos y necesitamos y a la vez, todo aquello que precisamos afinar en nosotros mismos y podemos llegar a conocer al ver cómo se desatan infinidad de sensaciones y emociones que nos descontrolan y desconocemos.
Es habitual el hecho de que debido a que algunas relaciones de parentesco familiar nos provoquen situaciones difíciles de digerir y por tanto a la vez, mucho sufrimiento emparejado.
Lo que ocurre entonces es que si somos conscientes de lo que está sucediendo y que nosotros formamos parte de ese juego, que lo que nosotros llevamos dentro de nosotros es la causa y en el fondo el fin de que se esté produciendo tal situación, entonces tendremos mayores posibilidades de enfrentarnos de una manera eficaz y a la vez, no aumentar nuestro dolor y nuestra culpabilidad o la de los demás, por no entender lo que está provocando esas sensaciones que nos afligen y nos causan dolor.
Es tan sencillo como entender que las energías ya existen y son las que obran por sí mismas y por efecto natural de lo que sucede con ellas al entrar en contacto con las otras energías de la persona que entra en contacto con nosotros, las que provocan todo lo que en ese momento estamos sintiendo, por esa razón una de las maneras de evitar sentir y no poder salir de esta influencia es comprenderla y actuar en sintonía y plenamente de acuerdo con ella.
Cada caso particular ejercerá de una determinada forma su influencia, aunque bien es verdad que se puede proceder a trabajar con todo este cúmulo de sensaciones de una manera eficaz si se despersonaliza y se hace uno verdaderamente consciente de lo que está sucediendo.
I.-DISMINUIR LOS EFECTOS QUE SE PRODUCEN.-
Al salir del mismo círculo del proceso uno puede empezar a identificar con mayor efectividad todo lo que está ocurriendo y así actuar en consecuencia, en lugar de dejarse llevar por el mismo efecto que se está produciendo en sí mismo y en la otra persona al interrelacionarse.
Cuando uno toma sus propias emociones como creaciones propias y no añade más valor ni más carga emocional que el justamente necesario, puede empezar a anular los efectos de lo que le está sucediendo y por la misma voluntad personal del sujeto, propiamente dicha, puede empezar a invertir y a anular el proceso que se está produciendo y que le está afectando.
Hasta que uno mismo pueda alcanzar en su totalidad el significado de lo que le sucede y pueda llegar a transformar completamente los efectos que se producen al ser consciente de lo que es todo lo que el mismo provoca y lo que es, todo lo que el mismo ha generado, puesto que en realidad no deja de ser un efecto que el mismo ha creado desde sus inicios y que en realidad, lo único que le está sucediendo al interactuar con la otra persona es producirse la posibilidad de que todo este proceso finalice y sea transformado.
II.-RECONOCER O DESCONOCER LO QUE A UNO LE SUCEDE.-
La enorme diferencia que existirá ante las cuestiones que se tengan que vivir, cuando uno reconoce o desconoce lo que en realidad está sucediéndole y el porqué, es ya de por sí una forma de empezar a liberarse de todo aquello que en su momento generó y que ahora por desconocerlo sufre mayoritariamente sus consecuencias, aunque el mismo hecho de no reconocerse artífice y causa de ello, le procure los impedimentos y las dificultades de que no puede des crear aquello que procedió a crear en su momento y lo que no deja de ser lo que ha de dar el sentido evolutivo a su existencia al reconocerse y hacerse frente a todo lo que él mismo es.
Existen unas pautas que podrán sernos de ayuda en la consecución del éxito deseado en todo este proceso de transformación y por consiguiente reconocimiento e identificación de lo que uno es y lleva escrito en la totalidad de su cuerpo emocional.
III.- FORMULA PARA HACER EL PROCESO MAS SENCILLO.-
1.-La observación:
Hablaremos primeramente de que se ha de ir tomando notas y hacerse todo lo consciente que le sea posible a uno para ver y mirar las expresiones y los sentimientos que se le generan.
El color que toman, las consideraciones y pensamientos que se le producen y a la vez, las creencias o ideas que refuerzan el hecho de no querer afrontar lo que está sucediendo como propio.
Lo primero que uno habrá de considerar es si se atreve a verse tal cual es, a mirarse en el otro, tal y como se expresa y lo que este le produce.
A reconocer y a identificar que esos sentimientos son la punta del iceberg de los efectos que se desatan en su interior pero que lo que no puede ver, es sin duda alguna la causa que genera todo esta afluencia de sensaciones y le provoca las reacciones y sentimientos.
Lo que nos ayudará a identificar dichas emociones, el mirar de donde pueden surgir y la magnitud que puedan tener es, sin lugar a dudas, aislarlas.
Una vez seamos capaces de ponerle un nombre a lo que estamos sintiendo, a lo que se nos provoca sentir, a las emociones que se desatan en nuestro interior, a lo que tenemos ganas de hacer o deshacer, si nuestra natural reacción sería la de huir o de rechazar al otro, si queremos enfrentarnos a él o por otro lado evitarle. Si tenemos alguna posibilidad de maniobra cuando nos sucede o si por el contrario nos quedamos a merced de las circunstancias y no somos capaces de ejercer ningún control sobre las situaciones que se desencadenan.
El mero hecho de tomar partida y de estar observándonos, de no dejarnos llevar, de no reaccionar a ciegas, es ya una parte importante para empezar a librar la batalla que nos va a permitir salir airosos y ganar conocimiento de nosotros mismos y de lo que nos sucede al entrar en contacto con los demás.
Sobre todo en los casos más graves y donde se pongan en juego las emociones más destructivas y que más nos afecten.
Entonces es cuando por la sencilla razón de ir aislando y tomando contacto con nuestro yo más profundo, el que desconocemos pero que forma parte de nosotros, como poco a poco, podremos ir descubriendo y manejando todas aquellas situaciones en las que las emociones nos dominen y nos dejen a su merced, no siendo dueños de nuestros actos y de sus consecuentes efectos.
El reconocimiento posterior dará paso a la transformación por reconocimiento de las mismas emociones, convirtiéndolas en parte de nosotros mismos, en nuestras aliadas en lugar de ser nuestras propias enemigas. En quienes nos definen lo que somos y cómo percibimos y sentimos profundamente todo lo que sucede a nuestro alrededor, todo lo que vivimos, lo que amamos y disfrutamos.
2.-La aceptación:
El caso es que cuando dejamos de estar bajo la influencia de unas emociones desatadas y descontroladas, empezaremos a obrar desde otras pautas, más conciliadoras y con mayor coherencia.
Lo primero que hemos dejado de hacer es, proceder al rechazo de aquello que nos duele y nos afecta, actuando de manera contraria a como venía siendo habitual que reaccionáramos cuando nos veíamos sumergidos en conflictos emocionales sin resolver.
3.-Descubriendo el cuerpo emocional y su funcionalidad:
Este es el primer paso, sin duda, para que con el tiempo podamos ser capaces de transformar completamente los efectos que hemos producido en nosotros mismos por el mismo desconocimiento del proceso natural y de las estructuras ordenadas que nos rigen, dando forma y función a una parte muy importante que nos configura y nos proporciona las herramientas más sencillas y más útiles de las que disponemos y que no dejan de ser, en el buen sentido amplio de lo que representan, lo que nos cualifica y nos da la humanidad de la que disponemos, hablamos sin lugar a dudas de las emociones y de uno de los cuerpos más importantes que tenemos y que nos facilitan la labor evolutiva proporcionándonos la capacidad de amar y de ser amados, de sentir y de ser sentidos y a la vez de poder desarrollar todo ello en el inmenso proceso de la evolución de la conciencia y del amor verdadero al relacionarnos los unos con los otros, aprendiendo de todo ello durante este extraordinario proceso evolutivo.

com... comen... coment... coméntame...

"Sólo por hoy seré mejor que lo que pude llegar a serlo ayer"

Amaré desde lo más profundo de mi alma...

¡PASALO!

¡PASALO!

Todo aquel que desee la verdad y la luz las encontrará por sí mismo.

Todo aquel que desee la verdad y la luz las encontrará por sí mismo.
Para aprender algo debes dejar de lado la seguridad que te da la propia ignorancia.

Y verá sus efectos...

Y verá sus efectos...

A veces podemos verlo con nuestros ojos...

A veces podemos verlo con nuestros ojos...