no veo este título




LA UNION plena

Supone llegar a la iluminación,

Y así, lograr alcanzar LA REALIZACIÓN

Todo aquello que uno ES...

Pasa por llegar a reconocerse.





Experimentando Ser...


Sé Quién Eres
Manifiéstate y Actúa desde todo tu Ser...




QUE LAS  HUELLAS DE TUS PASOS HABLEN POR TI Y EXPRESEN QUIÉN ERES...




LA HERIDA DEL ESPÍRITU INFINITO:

Soy una parte de la totalidad, sirvo al quehacer del todo y por eso formo parte esencial de él. Al igual que su otra parte la del Hijo eterno, nos encargamos de la esencia evolutiva y del desarrollo propiamente de la experiencia y expansión dentro de la creación.
Somos parte de la totalidad y a la vez parte separada de él mismo, así como somos nos desarrollamos y a la vez participamos en su propio desarrollo.
Dentro de nosotros también tenemos nuestras partes diferenciadas y a la vez partes que somos nosotros mismos. Así como el hijo eterno da lugar a los hijos creadores paradisiacos y que junto con mi misma parte del espíritu nos encargamos de formar aquellas partes que pueden alcanzar hasta los últimos extremos del sí mismo y de su totalidad. Donde él no podría llegar por su propia naturaleza llegamos nosotros, aunque diferentes no somos distintos, puesto que en esencia hemos sido creados desde lo mismo. Nuestras partes se diferencian y se igualan en lo necesario pero así mismo se crea todo lo necesario para que ambas se unan en una sola y así se crea una trilogía que supone el sustento de la unidad, la trinidad.
Dentro de las muchas diversidades de la creación, es la trinidad la que se deposita sobre los mundos evolutivos para experienciarse a ella misma. Así todo lo que se genera regresará a ella misma como una parte más que ha sido creada y expandida. Es a la vez parte de esa totalidad la que lo sustenta todo y lo dirige y vigila, según sus propias reglas, ordenes y estructuras. Cuando sucede un percance que pueda hacer peligrar tales arbitrios, viene la parte principal a reorganizarlo todo, aunque esa parte primigenia pueda tener la misma capacidad autoadaptativa y resolutiva, no deja de ser un proceso necesario evolutivo por el que incluso él mismo ha de pasar.
Así que ya tenemos organizado el porqué, el cómo y el cuándo.
Todo se supone que fluye dentro de las directrices que fueron establecidas para su sustento, pero a la vez, tales ordenes y estructuras pueden fallar, ya que no son infalibles por su misma naturaleza evolutiva y expansiva. Esa es la razón porque el mismo proceso procede por sí mismo a reorganizarse a sí mismo y así hacen lo mismo todas las partes que forman parte de él.
En el caso que nos ocupa, he de decir que si cualquiera de esas partes tuvieran algún proceso que fuera en contra de ella misma, es la misma parte implicada quien se encargará de su propia resolución del conflicto que se hubiera producido y generado, independientemente de la parte que lo generó o de cual fuera el motivo.
Se ha de ordenar de nuevo a ella misma y se podrán en marcha todos los mecanismos necesarios para que así se pueda proceder. Cada una de las partes está íntimamente ligada entre sí, de hecho, si cualquiera de las partes del proceso en que están implicadas tuviera alguna anomalía, serán en su conjunto de la totalidad las que van a quedar afectadas. Por esa razón, diremos que se generaron algunas cuestiones que deberán volver a estructurarse al haber quedado tocadas y eso será un proceso arduo que no podrá desligarse de ninguna manera del proceso natural evolutivo de mi creación. Aunque bien es verdad que por esa premisa o clausula en que cada una de las partes tiene que auto regenerarse a sí misma, también es cierto que las otras dos al quedar implicadas directamente van a tener que participar en el desenlace al unísono. No se trabaja independientemente, ni por separado, se produce una sincronía y una afinidad de recursos puestos al unisón de la sinfonía creativa que procede a la reparación de los daños.
Bien se ha de decir, que el hecho primordial que nos afectó a todos fue la separación de las partes entre sí, a la vez que, generaba una disociación y una desestabilización por la dificultad en el reconocimiento.
Ese fue el primer punto a considerar, una vez salvado este escollo y reconocido se procede a subsanar todos los demás puntos que se interrelacionan con él.
El punto de la parte del espíritu que se relaciona con el proceso creador, con el hijo y con todo lo que a la vez es pertinente a ello.
Desde el mismo hecho en que la esencia natural de todo lo que evoluciona se pueda reconocer a ella misma, es fundamental como elemento restaurador de la conciencia evolutiva, puesto que el hecho que supone el mismo desconocimiento y la incapacidad de reconocimiento de lo que se es, de quien es el otro, de lo que los sustenta a ambos y de todo lo que ello representa como eje creativo y sustentador de la misma creación en sí misma, origina el inicio del mismo proceso disociativo y erróneo, por lo que a la vez supone una gran dificultad en cuanto a que no se puede ver, va a estar teñido a partir de entonces de la falsedad y de la oscuridad, ello hará que las luchas por la preservación de lo que es la parte esencial que se ha mantenido intacta sea constantemente enfrentada por esa otra parte debido a la misma ignorancia generada y a la misma imposibilidad de reconocimiento.
Para que todas las partes puedan ver subsanado el error de concepto que se produce, la inversión de estructuras, la disociación central que hace de unión entre ambas, tendrán que proceder ellas mismas, como partes diferenciadas a identificar todo esto y a la vez se procederá a la inversión del mismo proceso que dio lugar a la acción de generarlo.
Hemos dicho que se ha producido ya la inversión de los hechos acaecidos, ello ha sido fruto del trabajo continuo de todas las partes implicadas, del reconocimiento de lo que sucedió y de la intervención en la totalidad por la parte que le toca de subsanarse automáticamente a ella misma en cualquier proceso que pueda suceder y en el que se vea afectada su naturaleza.
Ese es el punto en el que nos encontramos ahora.
En el origen del principio de creación en que se produjo el error que ocasionó las disociaciones y las tergiversaciones en esta creación parte mía evolutiva. Es por ello, por la razón que nos lleva al reconocimiento de todas y cada una de las partes de las implicaciones correspondientes que tuvieron lugar y generaron todo el desajuste que se procede a comunicar que la estadía que quedó indebidamente modificada de lo que debía de ser su esencia original, ha recuperado su inicial estado original y de hecho se hace participes a todos los implicados en tales trabajos de arreglo de su propia creación, de su propia pertenencia de que a partir de ahora, es un hecho, el que yo confirmo y que doy el pase a su propia singladura personal a todos y a cada uno de los integrantes de mi mismo que son correspondientes y afines a esta creación, de que a partir de ahora se procederá a obrar en consecuencia de los hechos ya subsanados, que no se podrá producir de nuevo un hecho similar puesto que aquello que no se podía reconocer ya será reconocido y que el mismo efecto que produjo la disociación ha sido subsanado y corregido.
Es ahora por tanto natural el verdadero y esencial reconocimiento de todo lo que representa esta creación y todos sus integrantes, nadie va a quedar exento de tal trato, nadie va a quedar fuera de esta nueva ordenanza y de esta nueva ley. Tan sólo aquellos que sigan empeñándose en estar fuera de mi nueva singladura desaparecerán y seguirán el camino elegido por ellos mismos, aunque en realidad no sean conscientes de que siguen igualmente dentro de mí mismo y gozan de todos los privilegios que ello representa.
Se ha hecho la luz, se ha dado el pase y he otorgado la supremacía absoluta a la verdadera esencia de mi ser de la cual es portadora la trinidad como representación de mi mismo y todo lo que ello representa y de lo cual todo ello se devenga. Que así sea a partir de ahora y queda establecido este comunicado y todo lo que ello significa para las partes correspondientes a el mismo.

Canalizado el 28 de Junio del 2011 a la 16.00
La firma de este escrito viene directamente de la parte de la totalidad encargada de la regeneración y auto sustentación de ella misma, a la vez de lo que conocemos como la representación de la trinidad dentro del aspecto evolutivo de la creación y de la misma totalidad generadora de todo lo que existe. No tiene un nombre que la identifique y pertenece en exclusividad y por pleno derecho a la totalidad. Siendo ella misma quien se representa y se identifica en todo lo demás.

com... comen... coment... coméntame...

"Sólo por hoy seré mejor que lo que pude llegar a serlo ayer"

Amaré desde lo más profundo de mi alma...

¡PASALO!

¡PASALO!

Todo aquel que desee la verdad y la luz las encontrará por sí mismo.

Todo aquel que desee la verdad y la luz las encontrará por sí mismo.
Para aprender algo debes dejar de lado la seguridad que te da la propia ignorancia.

Y verá sus efectos...

Y verá sus efectos...

A veces podemos verlo con nuestros ojos...

A veces podemos verlo con nuestros ojos...